Toda esa mierda

Ya no le quieren poner nombre a nada a lo que no interese ponerle nombre. Es como una tormenta de mierda. La veo desde dentro de una casa blindada específicamente contra las tormentas de mierda. Ves a la gente ahí fuera teniendo arcadas, ahogándose con sus propios vómitos y demás. Aquí dentro, sin embargo, huele como a champú; pero no simplemente a champú, si no más bien al pelo de la chica que te gusta después de habérselo lavado con dicho champú. Aquí dentro no huele a mierda. Aquí, de hecho, se gestan proyectos para potenciar esas tormentas de mierda exteriores. Son un buen entretenimiento. Hunde la nariz en el vello púbico de Julieta y te harás una idea de cómo huele a pesar de todo aquí dentro. A eso me refería. Si ya antes te parecían inútiles los paraguas, prepárate para destrozar los parabrisas de tu coche de tanto usarlos para poder ver entre tanta mierda. Ni siquiera preguntes de dónde sale. Solo limítate a evitarla, a luchar contra ella. Y no me refiero a ese olor a abono que casi puede resultar agradable al evocar ciertos parajes campestres. No, me refiero a mierda de la de toda la vida; a la versión 2.0 de esa mierda. Hablo de tu despertador interrumpiendo tu tranquilidad para el provecho auténtico de otros. Hablo de meter la nariz en un pañal usado y aspirar fuerte. Lo contrario a respirar del vello púbico de la chica que te gusta. Estás creciendo, te estás preparando. Estás trabajando para poder seguir trabajando. Ya mismo la mierda va a joder tu coche; puede que hasta deshaucie tu casa. Vas a tener que comprarte un traje de astronauta antes de salir a la calle. Los libros infantiles de los próximos tiempos te mostrarán la cara de un sol sonriente amaneciendo tras montañas inmensas de toda esa mierda. Los trajes de astronauta los vas a tener que pagar a plazos. Tu mundo literalmente inundado de excrementos va a enterrar a los optimistas en horarios de esclavo. El maravilloso esclavo sonriente. Los extraordinarios seres hiperactivos. Las cosas cuestan, pero es que si ni tan siquiera te esfuerzas… y no preguntes por la mierda, no sigas preguntando por ella. Limitate a ahorrar para tu traje de astronauta y únete al resto de astronautas mierdosos en el flujo urbano. Basta de preguntas y quejas. La gente de verdad se limita a luchar. Un interrogante solo es un euro menos hacia tu paraíso particular de mierda. Si no tienes dinero para que tu casa no huela a mierda, tendrás que ahorrar. Más lucha. Ahorrar sin parar. Mira los documentales si no, todos esos alpinistas chic coronando nuevos ocho miles que son todos pura mierda amontonada. Mira esa bruma extraña que aumenta encima de tu moderna ciudad sembrada de Iphones; la naturaleza aún no ha sabido ponerle nombre a toda esa mierda. Tu niña dulce se pregunta qué es todo ese mar negro que se amplía ante ella, y le contestas que si estudia mucho pronto todo eso será suyo. Tu potente erección sin condón disparando semen sidoso hacia el futuro. Tus cojones con estudios, balanceándose, mientras tus orgullosos padres se carcajean del mundo haciendo un ruido como de impresora jodida, tecnología punta incapaz de parir el último poema no industrial de la historia de la humanidad. Pronto los volcanes furiosos comenzarán a vomitar mucha más mierda aún; de tal forma lo harán que acabarás echando de menos la lava. ¿Los ríos de qué? Los ríos de mierda se desbordarán como un empresario obeso fumando un puro sobre el cuerpo frágil de una prostituta, una niña mala que no se esforzó para triunfar en la vida. La mierda entrará en tu casa quieras o no, y ya no se tratará sólo del olor. Te empeñaste en seguir preguntando de dónde salía toda esa mierda, y ahora no tienes tu propia casa blindada para evitarla. Tu casa se sumará a muchas otras flotando en todo ese magma de mierda. Os sentiréis sin embargo a salvo porque veréis que hay la tira de casas como la vuestra flotando por todas partes. No sabréis en qué dirección van, pero el estar todos os tranquilizará del mismo modo que preferíais la terraza atestada + helado de vainilla antes del Apocalipsis volcánico de heces modernas. El mundo se habrá convertido en una suerte de videojuego para Ipad. Dios jugará con todos como si vuestra existencia se redujera a la de ser catapultados hacia la nueva mierda que venga. Tu existencia cómica al estilo Angry birds. Aun así, algunos seguiremos exprimiendo el coño perfumado de Julieta. Seguiremos con nuestra existencia blindada mientras cientos de miles de esas familias flotantes siguen creyendo en el Dios de la tecnología moderna. Seréis los dueños de toda esa mierda. Os seguirá encantando la idea de la dignidad tal y como papá la entiende. Os autoanularéis poco más allá de los quince años. Y nuevas metas para orgullosos servirán para seguir generando nuevos siervos a millones.

[Para el video y la foto: kate Upton. El spot es quizá mi favorito de todos los tiempos (me encanta la claridad del concepto…). Cuando no hay ganas de pensar, tarde o temprano aparecen unas tetas… En cuanto a lo del libro, por si a alguien le interesa una mierda (…), el proceso de gestación va bien, aunque dará más por saco de lo previsto (maldito optimismo, siempre jodiendo…).]

About these ads

10 comentarios en “Toda esa mierda

  1. Aaasshhh!!! Que bien saben tus letras (y eso que esta vez de mierda iba la cosa O.o) jejeje Bueno, echaba de menos tus genialidades la verdad. Y este Apocalipsis tan bien descrito, con precarias formas de evasiva es muy esclarecedor y al tiempo preocupante. Nos metemos sin remos en un mar de excrementos que carecen de sentido, nos preocupamos por necedades que jamás servirán de nada y las cosas verdaderamente importantes se las dejamos al azar, o a la esperanza de cambio porque si.
    Ya sabía yo que este video despierta ternura en ti, y la foto es sencillamente dulce, un cuerpo como Dios manda, lleno de curvas reales y melancólicos pellizcos.
    Un besazo mi Jordi, no te preocupes por el libro, sé con seguridad que le culminaras con todo el éxito del mundo, recuerda, eres un genio, no todos pueden decir eso ;)

    1. Impresionante, como simpre (cambio de nick pero ya ve usted que sigo siendo la misma con los mismos gustos).

      Creo que voy a coger tu blog, a releer los que siles, a probar por primera vez los que me faltan, y a petar el delicious con tus enlaces, que lo sepas.

  2. para que el sistema se mantenga en pie debe tener siempre una zanahoria nueva delante del palo, de esa forma las acémilas futuras tendrán un motivo para seguir moviéndolo.. En el momento que aceptamos un trabajo, tenemos internet o cualquier otra cosa lo estamos aceptando, quizás a plazos, pero aceptando al fin y al cabo..

    del anuncio aún no tengo claro lo que anunciaba, pero me ha dado sed :)

    ps. suerte con el libro

  3. Me pasan muchas con tu post. Uno, ¿estás escribiendo un libro? Felicitaciones! De que o qué? Claro, si se puede saber .. Dos, después de ver ese spot de Sobe, me has puesto en agenda ir al gym y masacrarme ja!
    para por lo menos intentar ir decente en verano, y no por ser el ultimo l menos importante, la mierda y el shammpoo pueden habitar en un mismo espacio. Ahora solo una decide con quien va. Bss!! Te agrego a mi blogroll =D!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s