Tierra

Dios, en serio, cómo me molesta el puto sol en la cara. Cómo me gustaría haber nacido perro domestico, o planta o vaca. Qué pereza me da ir a dormir y luego qué pereza me da levantarme. Qué asco me da poner la tele, y qué asco me da apagarla y el silencio. Qué duro resulta hacer el papel cada día para todo el mundo. Qué fría y del montón resultas una vez ya te he conocido. Qué coñazo es que las cosas sean misteriosas y fascinantes hasta que te ves envuelto en ellas. Qué tontería es salir a dar una vuelta en coche si no vives en Arizona y no puedes atravesar desiertos, qué triste es cuando lo único que hay son semáforos y colas. Qué caliente está siempre la comida y qué mala cuando comienza a enfriarse. Qué malas son las guerras y qué frustrante es que ya solo me parezcan relleno en el telediario. Qué fútiles resultan las ideas si no son ellas las que han dado contigo, qué aburridas, qué poca gracia. Qué aburrimiento mirarse al espejo, qué decepción todos los días. Qué nerviosismo, porque lo que se tiene siempre es la antesala de lo que se quiere, y otra vez, y otra. Y otra vez, y así siempre, hasta que vuelves a poner la tele, y vuelves a apagarla y vuelve a aterrorizarte el silencio. Qué círculo vicioso en el que todo acaba. Qué constante miedo por perder todo eso que te deja fatigado cada día. Qué Dios te salvará, qué ángel, qué mujer u hombre, qué servicio a domicilio. Con qué cuchara se come esta puta sopa, qué tenedor se usa aquí, quiénes son tus amigos, qué dicen de ti. Cómo se ve tu vida desde fuera. Y si eres niña, qué dijeron tus padres, que esperaban un varón. Qué se puede decir si ya eres varón y ha dado igual. Quién coño hace tantas preguntas para no dar ninguna solución. Quién espera. Quién ayuda. Quién resuelve. Qué coño hace esa princesa con ese. Quién mierda quiere venderse como si fuera el príncipe. A dónde vas, mira a tu alrededor antes. Por favor, fíjate, no tropieces. Qué narices hace todo lleno de baches. El suelo no acaba nunca de hundirse, tú nunca acabas de sonreír, no hay manera. Sonríe, vamos, sonríe, sonrííííííe. O mejor, haz lo que quieras. La mano, o los dedos, a veces se convierten en una gran solución. Quién dijo que la soledad… que… quién mierda lo dijo. Mírate cinco minutos al ombligo. Uno, dos… Vale, quizá no ha servido de nada, era una forma de hablar. Pero es igual, tranquilo, a nadie el importa una mierda el fondo. Si eres hombre, no sé, cuenta chistes malos. Y si eres mujer, pues da tus medidas, venga. Quién decidió poner tantos límites para hacer inabastable la injusticia. Qué frío está el cañón de la pistola cuando has tomado una decisión impopular, y qué sensación de alivio a veces al arrepentirse. Y sales. Y quién le dio a las drogas propiedades sugestivas y placenteras. Quién asoció el sexo con el sida. Quién puso el alcohol en nuestras manos. Qué mente retorcida nos puso aquí para que nos matáramos o para morir. A quién se le ocurren semejantes ideas. Cuánta crueldad, cuánto poder, cuánta pobreza. Pero no damos para más; bebe, baila, pon la tele. En serio, hay que distraerse, Hey girl, Hey boy, Superstar Djs, ¡Here we go! Blancanieves te espera, sigue buscando, el cielo sigue abierto, el sol nos da en la cara, no existen los príncipes, no hay futuro, solo un trozo de vida. Quién nos dio la capacidad de juzgar. Cuándo moriremos. Qué hacemos aquí. Quién la cagó tanto. Qué haces desde las cinco de la mañana hasta las dos de la tarde. Por qué. O qué haces por las noches. O todo el día. Quién nos impuso el trabajo. Quién cree aún en lo de la manzana. Y por qué no una fresa, o el sexo. Qué mota minúscula puede concentrar más ridículo en el espacio, cuál que no sea la Tierra. Y ahí sigue la estrella, invadiéndolo todo, dejándonos a todos en evidencia. Nos deslumbra mientras morimos pobres o somos millonarios o ponemos la tele o nos quejamos. Nos ilumina mientras decidimos cual va a ser la mejora humana con la que vamos a hacer que todo esto que llamamos vida se convierta en muerte, en más muerte. Para que así, esa mota espacial y temporal que somos, dé paso a algo mejor y más brillante.

tierra.jpg

Anuncios

4 comentarios en “Tierra

  1. “Blancanieves te espera, sigue buscando, el cielo sigue abierto, el sol nos da en la cara, no existen los príncipes, no hay futuro, solo un trozo de vida. Quién nos dio la capacidad de juzgar. Cuándo moriremos. Qué hacemos aquí. Quién la cagó tanto. Qué haces desde las cinco de la mañana hasta las dos de la tarde. Por qué. O qué haces por las noches. O todo el día. Quién nos impuso el trabajo. Quién cree aún en lo de la manzana. Y por qué no una fresa, o el sexo. Qué mota minúscula puede concentrar más ridículo en el espacio, cuál que no sea la Tierra. Y ahí sigue la estrella, invadiéndolo todo, dejándonos a todos en evidencia. Nos deslumbra mientras morimos pobres o somos millonarios o ponemos la tele o nos quejamos.”…

    Real y crudamente cierto…
    Intento que sea diferente todos los dias.A veces lo consigo.

    Un abrazo esperanzado Jordi.

  2. “Y quién le dio a las drogas propiedades sugestivas y placenteras. Quién asoció el sexo con el sida. Quién puso el alcohol en nuestras manos. Qué mente retorcida nos puso aquí para que nos matáramos o para morir. A quién se le ocurren semejantes ideas. Cuánta crueldad, cuánto poder, cuánta pobreza.”

    Y sin embargo intentamos ser felices.
    A veces lo conseguimos otras quizás únicamente sabemos que ha valido la pena intentarlo.
    La felicidad para mí suele llegar de la comunión con otras personas: pareja, familia, amigas, amigos, amantes, gente especial e incluso con una misma.
    Es cierto que a veces la búsqueda promete y entusiasma más que lo que da el encuentro, pero cuando se encuentra algo que vale la pena merece la pena conservarlo aunque ello no signifique renunciar a seguir buscando.
    Además lo que no se mueve esta muerto y prefiero morir que dejar de vivir.

  3. Guau…. que vorágine de cuestionamientos….

    Yo prefiero relajarme, y entender que todo lo que poseemos -y todas las respuestas- se encuentra en este ínfimo instante que llamamos presente, y todo lo demás, son meras conjeturas, ilusiones o reflejos de la mente.

    Buenos cuestionamientos, de todas formas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s