Carta de amor

Hola.

Perdona por esto. La idea es darte pistas y no escribir ningún piropo. Pero lee. Últimamente no me convence nada de lo que hago. Me voy a dormir cuando sale el sol y paso las noches entre el tabaco y los libros de Ellis, Palahniuk, Auster… Un tocho de Tom Spanbauer es el que leo últimamente. Y me digo: no pienso leer Cien años de soledad, no pienso leer La Biblia ni El Quijote. Aunque sí despierta mi curiosidad el “Mein Kampf”. Me enamoro de mujeres que hablan en otros idiomas, que viven en otros países, que tienen novio, de ti. Se llama no tener salida, o no querer procurarse una. No se llama conformismo. Odio a Fito, el músico, por ser tan rematadamente previsible siempre. Amo a Pj Harvey. Miro el reloj y ya son las tres de la mañana. Y sí, la mano derecha y la pornografía. Estamos rodeados de pornografía, aunque no tenga que ser siempre con lo de ver a gente depilada follando rodeada de focos en Internet o en un canal de pago. Si tienes televisión no dejes que la vean tus hijos de día, ya no dan dibujos animados en los canales del uno al siete. La pornografía carnal es lo de menos. Una vez estaban mi padre y mi tío jugando a las cartas y yo tenía siete años. Mi tío sacó un calendario de su cartera y me lo dio. Era una chica morena con el pelo rizado y abundante de los ochenta, mirándome como si se hubiera portado muy mal. Estaba desnuda. Mi padre me arrebató el calendario y se lo dio a mi tío, no fuera que esa chica de la fotografía me corrompiera. Y luego si me portaba mal me daba un bofetón. Era maravilloso suplir el miedo por el respeto. ¿Por qué tenía mi padre que ganarse mi respeto cuando lo más fácil era ganarse mi miedo? Yo seguía sin entender por qué unas cosas estaban mal y otras bien, pero sabía que si hacía las que estaban mal mi padre podía darme un bofetón. Así que era miedo al dolor; como los cimientos de muchos matrimonios, las dictaduras, los cimientos de la humanidad: miedo, dinero. Y hay gente que habla del amor, pero cuando lo hacen se les ilumina la mirada de felicidad como colocados, y da la sensación de que no tienen ni puta idea de qué están hablando, así que no sé si el amor cuenta. Puedes contar dinero, o las palizas que te da tu marido, las bofetadas que te da tu padre, pero ¿el amor?, ¿la gente sabe seguro si alguna vez se ha enamorado, o cuántas veces se ha enamorado? Puede que haya gente que lo tenga muy claro. Y en ese caso, en eso sí se parece el amor al dinero, los dos se acaban fácilmente. Pero el miedo, el miedo puede no tener límites. El miedo puede gobernarlo todo y todo el mundo tiene miedo. Sí, venga, va… di que tú no tienes miedo, pero si algo explota cerca de tu casa, si te llaman a las cuatro de la mañana, si tu pareja te ha dicho que tiene que hablar contigo, si no sabes si te renovarán el contrato… en serio, no te creo, estás cagada, como todo el mundo. Se llama disimular. No hay porqué estar aterrorizado, no hay que ser capullo, pero a nadie le gustan los contratiempos. Se hace más tarde. He mirado el reloj y son las cuatro de la mañana. Las cuatro y media. Cinco. Escribo a ráfagas.

Hay demasiada gente que cree que si para de hacer cosas se morirá sin haber aprovechado su vida, y luego llega el momento de morir y se arrepienten de no haber parado, para atender a sus parejas, sus hijos, los hobbies, viajar. Yacen en la última cama en la que van a estar, en un hospital, y se dan cuenta de que lo único que han hecho ha sido trabajar, ambiciones, metas… y se mueren. En silencio a las tantas de la madrugada es escalofriante analizar las cosas fríamente. Puede que solo sea un punto de vista, pero todos los puntos de vista deben tenerse en cuenta. Y no se llama democracia, sino sentido común. En democracia muchas veces solo puedes elegir entre el negro y el oscuro; eso dirían los extraterrestres si bajaran aquí. Dirían que había gente con pancartas de bienvenida, y otros con armas nucleares. Dirían: adivina cómo van a acabar.

Los marcianos se echarían unas risas si bajaran aquí. Si bajaran aquí pasaría como cuando hay que pegarle un tiro a un animal herido de muerte. Pensarían que de todos modos solo es cuestión de tiempo, y nos masacrarían para tomar el planeta y ahorrarnos una muerte lenta.

Aunque sí, es verdad; está el arte, la belleza, los animales, la naturaleza. Y la gente. La gente es buena en el fondo. Me gusta pensar eso. Y otros días pienso que casi todos somos unos cabrones resentidos porque la mayoría no podremos hacer lo que queramos con nuestra vida. Hace falta más dinero, más belleza, más ,más… Y bueno, en este caso haces falta tú.

Lo que haré ahora es imprimir la carta y meterla en un sobre. He querido hacerlo así, a la antigua usanza (excepto por lo del ordenador). Alguien cercano a ti me dijo que no me conoces mucho, así que con esta carta ya me conoces más. Lo cual te da cierta ventaja a la hora de decidir si vas a darme alguna oportunidad. He querido ser justo. Soy silencioso, escribo más que hablo. Mi timidez puede ser extrema, y no soy nada violento, tranquila.

Esta es mi versión de estar embobado por el amor, aunque no tenga claro si esto es amor. Me encanta dudar, es lo que me distancia de mi padre. No hay nada que odie más que a la gente que no duda. Porque mienten. Como la gente que dice no tener miedo. Es una cuestión de extremos, los odio. Y además, ya he dicho que últimamente no me convence nada de lo que hago. Y eso incluye esta carta. Te la voy a mandar, aunque tengo alguna esperanza de que se pierda por el camino.

 

PD: Creo que te quiero.

 

 

 

0297-0287_der_liebesbrief.jpg

 

 

 

Anuncios

10 comentarios en “Carta de amor

  1. Me gusta como divagas, amigo. También eso de que seas silencioso. Inicias reflexiones certeras. No eres un charlatán. Cuídateme, anda.

  2. Ellis, Palahniuk… Si no lo conoces, prueba con Martin Amis, muchos de tus relatos me llevan a él por un camino de piedras, que no se deshace, que no vuelve.

  3. Me ha gustado leerte porque le has puesto palabras a sentimientos y pensamientos que comparto contigo, tambien me has hecho pensar.
    En mi caso es dificil hablar con algun hombre sobre esto porque casi siempre se “enamoran” de manera enfermiza y lo pasan muy mal, y odio esto de tener que ver sufrir.
    A mi lo que me da rabia es el querer y no poder, estoy casada, a veces me gustaria vivir intensamente ese amor pero tengo que parar por respeto a mi pareja.
    Hablar con alguna amiga de este tema—–bah imposible son demasiado superficiales incluso en los sentimientos.
    Yo AMO a gente que ni siquiera lo sabe, y me fastidia tambien porque se que jamas podre expresarlo, vivimos en una sociedad en la cual Amar se limita a UN@ solo y lo demas ya es tabú.
    Hay veces que me molesta mucho tambien tener una conversación con alguien aparentemente desinteresado e interesante en el coco y va y te suelta el tipico ” eres preciosa, porque te comes tanto el coco” buffffffffff me enfurece.
    Te encontre en 20minutos seguire leyendote.
    Gracias

  4. Mandar esta carta, es lo que yo llamo que mar todos los cartuchos, ojalá vaya bien..la Biblia y el Quijote creo que los hemos leído casi todos, los demás no los conozco pero Auster me encanta, él y sus casualidades.
    saludos
    pd:hace mucho que no me pasaba por aquí.

  5. me gusta fito,y me he leido el quijote,pero tengo miedo,muchisimo ademas,no solo si algo explota cerca de mi casa,si me llaman a las 4 de la mañana,si mi pareja me dice que tiene que hablar conmigo,tengo miedo por todo,y eso asusta.
    muy bueno¡¡¡

  6. “Cien años de Soledad” está muy bien. Pero mira que no encuentro nada que me guste tanto como releer estos relatos tuyos, creo que le dicen diversión 🙂
    Voy a comprar todos tus libros.
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s