Carta inservible a J. D. Salinger

“La vida es una partida, muchacho. La vida es una partida y hay que vivirla de acuerdo a las normas del juego.” (…) “De partida un cuerno. Menuda partida. Si te toca del lado de los que cortan el bacalao, desde luego que es una partida, eso lo reconozco. Pero si te toca del otro lado, no veo dónde está la partida.”

J. D. Salinger.

Esto es solo por ponerte al día, maestro.
Un ejemplo en esta vida: Si crees que a la gente que te rodea le gusta el arte -el arte en cualquiera de sus formas-, puede que en realidad lleves años viviendo en un error. Enséñales una película de verdad, recomiéndales un libro, un disco…; no hace falta que visitéis museos; solo dales algo de ese arte despojado de efectismos, y verás que no pueden soportarlo, no pueden entenderlo. Y difícilmente lo intentarán.
Solo es un ejemplo, como digo, pero el potencial se les va a muchos en inflar un currículum de pose que al final solo le podrán enseñar a su ataúd. Al parecer no se trata tanto de sentir con intensidad como de estabilizar un sentimiento propio de escaparate lo suficientemente “comercial” para los demás; una actitud con la que te puedan entender todos del todo e incluir en el círculo de individuos que ellos creen equilibrados.
De ahí que el arte sea una forma de expresión reflejo de formas de ser que prefieren ser algo en sí mismas por voluntad propia, aunque esa actitud natural no encaje en lo que hace que la mayoría de gente asienta de forma aprobadora. En el fondo, el que parece el único argumento de muchos para reaccionar como reaccionan ante lo que consideran raro o repulsivo, es que es más común reaccionar como ellos reaccionan; tan abiertos como se creen y tan cerrados como son en realidad, a ese tipo de gente jamás les podrás convencer de que hay algo fascinante en un cuadro o una canción o una película o una persona concretos si ellos ya van con su idea preconcebida de cómo debería ser absolutamente todo. Actitud que por cierto, negarán a toda costa. Actitud que todos tenemos hasta cierto punto.
La diferencia entre unos y otros es que, mientras unos se aferran a su idea de cómo debe proyectarse todo, otros quieren estar cada vez más abiertos a proposiciones y comportamientos que a priori solo parecen pura provocación, algo extraño, inadmisible, o incluso anti-social.

Para mucha gente ser uno mismo significa poder hacer y decir lo que quieran mientras eso que hagan o digan no esté muy mal visto en general; aunque por poco que analices algunos comportamientos recurrentes, concluyes que éstos dañan y perjudican, generan falsedad y desconfianza.
Todo, supongo, es una mera reacción psicológica general provocada por la superficialidad implícita en todo lo que nos rodea. Si mucha gente fuera igual de meticulosa/interesada/paciente cuando escuchan un disco que cuando van a comprar ropa, ahora David Bisbal trabajaría en una gasolinera.
No es que seamos superficiales, es que ya incluso parece haber personas (ya sean cajeras o licenciados en X) que jamás se han planteado otra opción.
¿Se entiende una mierda toda esta parrafada? Es igual… Salinger, resucita, algunos te echamos de menos; estamos rodeados de optimistas de museo de cera; sonríen como si fueran ellos, pero muchas veces no lo parecen. Y cuando pasa algo realmente fascinante en sus morros ya son incapaces de verlo de tan obcecados que están por ver maravillas en lo mediocre.
Entiendo que te fueras, que mandaras a todos a la mierda, que te aislaras, que repudiaras a todos los que te acabaron llamando ermitaño, los mismos que dicen a menudo que lo mandarán todo a tomar por culo y luego solo hacen lo que se espera que hagan. Enséñale algunas cosas a Dios si existe. Dile que la vida vale la pena, pero que la magia le resbala demasiado a menudo a la gente por aquí abajo.

[Llega finalmente el trailer en español de “Inception”, lo nuevo de Nolan, que aquí se va a llamar “Origen” (no está mal), y que tiene repartazo y promete y blablablá… Y en ese llamativo reparto encontramos a Ellen Page, la artífice de la hija de puta más conseguida del cine de los últimos años con su personajazo en “Hard Candy”, y que dicen podría encarnar a Lisbeth Salander en la versión americana de los libros de Larsson. Y ojalá, porque teniendo en cuenta la adaptación que se ha hecho, más vale que haya un segundo intento. Dicen que el personaje principal correrá a cargo de George Clooney. Veremos qué pasa.]

Anuncios

50 comentarios en “Carta inservible a J. D. Salinger

  1. Sobre tu pregunta retórica de si se entiende algo, te diré que mucho y que me ha encantado. El primer párrafo me parece un principio más que prometedor, esclarecedor, real y atractivo. No te voy a coser a piropos, no es mi estilo, pero me gusta lo que he leído hoy… mucho. No solo por compartir ideas, sino porque las metáforas me han parecido buenas y no te has salido del tema.
    Un beso.

  2. Todo es un bucle infinito. Un enorme 8 que no alcanzamos a ver. Y todo lo que conocemos, desde los astros formados por las partículas elementales hasta nosotros, surge de la atracción por la luz, el conocimiento, la verdad y, sobre todo, con un fin mayor que es la creación, es decir, interpretar lo existente desde una nueva perspectiva. Eso es también el arte, que demostrado está que no atrae por igual a las psiques más activas que a las menos. Creo que el principio de todo debió surgir gracias a un equivalente de lo que hoy conocemos como psicoactivos, pero evidentemente aplicado a los elementos químicos que formaron los minerales, después los vegetales y resto de seres vivos. Todo lo esencial se recrea en octavos u octavas. Y Jordi escribe y publica porque en la n8 (noche en muchos idiomas) le gusta compartir su interpretación de la realidad trascendental que vive.

    Buen trabajo Jordi. Quizá no lo sepas, pero tienes mucha luz (o fotones) en tu interior. Yo ahora estoy estudiando e investigando una conjetura personal que desconozco a donde puede llevarme, pero que desde las culturas más primitivas hasta las ciencias más modernas ha hecho coincidir una serie de datos que en su conjunto parecen cobrar significado.

  3. A veces uno puede subirse a lo alto de una parrafada y saltar al vacío, pero algo nocivo ocurrirá seguro, aunque no apreciemos externamente el daño. Osar expresar (o hacer) según qué cosas nos acabarán atormentando, si no hoy, sí en el futuro. Si queremos podremos evitarlo, si no en el presente, seguramente sí el día de mañana; el principio es intentarlo.

  4. Qué tal, Jordim, cuánto tiempo…

    Veo que sigues en tu línea.

    Por lo que dices, parece que conociste muy bien a Salinger. Su actitud de auténtico “bartleby” escurridizo siempre me ha fascinado. Ya me gustaría que alguien encontrara una obra póstuma REAL en la que el hombre hablara de sí mismo, que dejara ver si eligió su postura por placer -porque sí, libremente- o por vete a saber qué terrores insuperables; y profundizar en las razones, del tipo que sean, que lo mantuvieron en ese aislamiento radical.

    Un saludo.

  5. Hank:

    Siempre tendemos a pensar que quien hace algo distinto es porque se ha equivocado. Hablas de posibles terrores insuperables. Pero a mí me parece más interesante plantear qué terrores insuperables puede haber en una sociedad para que alguien lúcido y con talento haya podido tomar la decisión de aislarse.
    Nunca sabremos toda la verdad, pero la version que sabemos no me parece en absoluto tan demencial.

    saludos.

  6. Jordim:

    Cuando alguien hace algo distinto no tengo ni idea de si se ha equivocado o no, pero, como poco, atrae mi interés: me aburre que todo sea tan provocativamente idéntico, tan transgresoramente parecido. Por otra parte, que se haya equivocado o no, me la suda.

    Lo que yo expreso sobre la actitud de Salinger es fascinación, sin caer en una tendenciosidad fácil y posiblemente errónea. La versión que dices que sabemos es la que sabes tú, yo sé poco del asunto. Si acaso conozco la opinión de algunos autores tan fascinados como yo por especímenes parecidos, tipo Robert Walser, Juan Rulfo o Franz Kafka, pero no sé nada de las razones últimas de sus actos de ocultación e invisibilidad literaria.
    Simpatizo con esa versión que tú enfatizas -no me parece en absoluto demencial, todo lo contrario-, pero permíteme alguna duda.

    Te leo.

  7. Un post interesante, y con mucho fondo. El arte, para algunos no es más que entretenimiento o inversión. Para otros, como yo, un modo de adquirir una experiencia más intensa de la vida. Por eso, leer un libro no se reduce a su mera lectura, ni ver una película a sólo visionarla.
    En lo que respecta al inicio del texto, te voy a decir algo; prueba a entregar una recopilación de tus mejores escritos a un grupo de amigos y conocidos. Ya verás qué pocos te comentan, sin que le preguntes, qué les ha parecido. La mayoría, seguro que ni llegó a leerlos, o lo va haciendo de a poco, más como una “obligación”, que por gusto. Y es que el arte, aunque no sea el del Renacimiento, cuesta meterlo dentro de la gente.

    Un saludo

  8. “…aunque por poco que analices algunos comportamientos recurrentes, concluyes que éstos dañan y perjudican, generan falsedad y desconfianza.”
    Claro, pero como esos comportamientos sólo dañan y perjudican a los que no forman parte de ese conjunto de “equilibrados”… qué más da. El daño es a unos pocos, a quienes todos les hacen daño. Pues como todos lo hacen… Hagámoslo todos. No vaya a ser que nos salimos un poco de la masa por pensamiento propio…

  9. Llego tarde, tardísimo. Bueno, creo que entras en una cuestión muy interesante. Si estás fuera de la moda, de la ola, de la mayoría, estás muerto.
    Ah, pero respiro.
    Y quizá sean tan originales los supermodernos como los ancrónicos.

    ME gusta lo que has escrito sobre Salinger. Quizá lo mejor que tuvo es que fue el más coherente y el más valiente.

  10. Me temo que Dios no está dispuesto a dejarse enseñar por otros y también, que a Salinger le dará lo mismo.

    Creo, como tú, que Salinger se hartó de la bazofia que hay en el mundo, empezado por su país, y por eso mejor se fue.

  11. Creo que soy de las pocas personas que no ha leido a Salinger, es una cuenta pendiente que tengo, aunque me lo tomaré con calma.

    Con respecto a tu opinión de arte, mi opinión es que este, en si, es una esencia ligada al concepto de belleza y estética, pero cada uno lo juzga según unos criterios sociales y culturales que tiene en ese momento, por eso es dificil cambiar la concepción de una cosa, sea una pintura, un libro o música sobre un grupo de gente o sociedad, porqué lo que hoy es arte, mañana no lo es, como dices en esta frase “De ahí que el arte sea una forma de expresión reflejo de formas de ser ..”, es todo relativo según el momento, si es verdad que ciertas cosas perdurán, por el afán de conocimiento que mucha gente tiene, por lo tanto se crea una continuidad o una diferencia de unas opiniones de algo pasado y presente, que crea la diferencia. No estoy de acuerdo en eso de la provocación, hay autores que les ha salido bien, se han mantenido en esa linea porque creian en ella y eso de por si es original y auténtico como Salinger u otro artista como Duchamp, trangesores que les importó un comino la sociedad, pero otras persona u autores se escudan en una rebeldia y originalidad que se acaba destapando en una mentira, conceptual que no sirve y sus obras se olvidan con el tiempo. (no tengo nada en contra de Bisbal pero podría se un de esos)

    Ostris creo que me he enrollado un poco jejeje, muy buena diserción

  12. Yo coíncido en eso de que el común de la gente admira lo que es común admirar… cuando uno no atina a preguntarse que hay más allá de la pared, probablemente, ver sin querer eso que hay detrás le parezca repulsivo…
    No concuerdo con eso que dijo alguien por ahí de que la superficialidad en la gente es un decisión producto de que se profundo para ellos es un “rollazo”. La gente es superficial, en la mayoría de los casos, porque así viene diagramada su esfera social y no pueden escaparse de eso… no creo que se lo hayan planteado, lo toman como una verdad irrevocable, contra la que no se puede luchar, y, por ende, la aceptan como verdad.

    Y a decir verdad, muchos se han ido artos de la carroña en la que se vive.

    Buen post, y deja que los demás digan, siempre es bueno ejercitarse en el debate. Hasta pronto.

  13. Prefiero a un admirador sincero de Bisbal que el “modernillo” que solo escucha la musica que hay que oir porque es lo que está bien visto. Estos que van de intelectuales y desprecian lo demás acaban silbando en la ducha a Georgy Dann. Es muy jodido ser un mentiroso siempre. Además de patético por aparentar.

    Claro que las tonteria que hay relacionada con el arte ayuda mucho a esto en general. Es como con los vinos.

  14. He vuelto a leer “El guardián entre el centeno” y se me ha antojado un libro completamente diferente a cuando lo leí por vez primera. Ahora le he sacado más matices, más chicha y más valor, pero sigo teniendo problemas para encontrar en librerías y bibliotecas públicas el resto de la obra de Salinger, y bien que lo lamento. Se ve que el malditismo no está de moda.

  15. charradetas:

    Se trata de que esa sinceridad de eleccion que hablas venga dada de un criterio propio y no de una corriente exagerada de marketing o moda. Por eso saco a colación Bisbal, porque es un ejemplo obvio, es más una maquinaria de promoción salvaje (entre otras muchas cosas) que un artista (esto segundo ni de lejos..). Hablo de tener criterio, y de que este viene cuando pruebas los distintos sabores, para lo cual es necesario abrirse a ellos antes; da igual si hablamos de musica, cine, etc.
    Vamos, que me cuesta creer que alguien que escuche detenidamente a los Rolling Stones (por decir algo) y a Bisbal, acabe prefiriendo a Bisbal.

    saludos.

    1. Perfectamente de acuerdo, se trata de tener criterio propio, pero esto es como el morbo, cada uno tiene el suyo y es muy particular.

      Lo que pasa es que ese criterio a veces se puede modificar mediante campañas y promociones… Bueno, pues es un criterio influenciable, no muy sólido. Ya llegará el momento en que distinga y se quede con algo.

      Lo penoso es el “interpretado” por quedar bien, o porque es lo que hay que decir. Ese me parece mas triste que el que le gusta Bisbal porque se lo han metido en vena ya que es involuntario.

    1. El tema de hoy levanta pasiones…y nunca lograríamos definir qué es arte de verdad,pero da igual,el debate es lo que cuenta y lo que nos gusta.
      Creo que ese arte necesita de una iniciación,en mayor o menor medida,y hay muchas sensibilidades que ,por diferentes razones,no la van a emprender nunca y se quedan en el nivel Bisbal.OK.Después de todo,él cumple una premisa del arte:emocionar (aunque sea a la grey superficial).Por cierto,el otro día lo ví en TV haciendo una impresentable versión de Lucía de Serrat,con caracolillos pseudo flamencos incluidos ,muy aplaudidos.
      Siempre que pienso en el asunto,me viene a la imaginación el hombre prehistórico pintando bisontes en Altamira,para liberarse a si mismo y a la tribu de sus miedos,como ejemplo de arte en estado puro.
      En cuanto a Salinger,sus razones tendría para convertirse al anacoretismo,pero eso no lo convierte en mejor ni peor artista.
      Joder, podría hablar (y escuchar) sobre arte,todo el día.
      Me ha gustado mucho el post.
      Oye:”samanta de ostias”,¿no será manta de hostias?

  16. Rafa:

    luego di que no eres un troll. O que tú no tienes ego ni nada de eso. Tu novia brasileña qué hace mientras estás por aquí? follarse a alguien que no sea idiota supongo… Cuidado no te des con los cuernos al entrar y salir de los sitios… Y usa condón si te la tiras, no sea que nazca el anticristo, me da que no le gustarían los trolls. Piensa en mí cuando te la tires. En mií, en mí, en míiiiiiiii.
    En serio, cuando hay una mosca en la habitacion me molesta más que tú.
    Pero tú sigue, desgracia humana,te reto a poner cinco mil comentarios hasta fin de año, pero no se van a ver, nadie los va a leer, ni siquiera yo cuando veo que es la tipica tanda de cinco del gilipollas de turno, (ademas te los voy borrando tranquilamente mientras veo a Buenafuente, ¡has visto qué rima!). Igual pongo publicidad y me saco una pasta con las visitas. Venga, ánimo, sigue, sigue, sigue con tu vida. Recuerda, cinco mil antes de fin de año (igual te contesto cada mil, bien vale el esfuerzo para un troll), y mientras tanto los demás nos dedicaremos a vivir.

    (¿Has visto? yo también puedo ser un cabrón cuando no tengo a la gente de cara. Cualquiera puede. Y madre mia… con toda esta atención te vas a correr sin tocartela eh… No te quejarás.)

  17. Interesantes reflexiones con las qie estoy de acuerdo. El arte antes servía para explicar cosas, o para dorarles la píldora a los poderosos, pero el arte actual, debe remover por dentro, para bien o para mal, debe conmover y producir sentimientos, aunque no agrade. El disgusto también es un sentimiento.
    Besos salvajes.

  18. Me gusto el titulo, carta inservible. de entrada nomas sabia que no iba a servir, como tantas cosas que hacemos a veces, sabiendo que es …. al ñudo , como se dice por aqui la gente de campo (el peon rural, no el dueño de la estancia que tiene una fortuna y habla 5 idiomas de tantos viajes que hizo) pero igual hacemos.

  19. Es dificil hablar de arte sin caer en juicios de perogrullo relativista. Lo que para unos puede serlo para otros puede ser una bazofia, y viceversa. Personalmente, el arte mediocre, el que fácilmente se sonsaca de las grandes fábricas culturales, no me presenta ninguna duda. El problema está en ver ese arte, no sé si llamarlo postmodernista, que a veces, como tú dices, se confunde con o parece ser una mera provocación (y que a la larga puede acabar insertándose en el mainstream). Entre medias, hay genios como Salinger que parecen dejar claro unánimamente dónde está en verdad la calidad en una obra artística. Que después él se haya vuelto invisible me parece más comprensible que enigmático: me resulta una actitud coherente con el hastío que intenta transmitir a través de Caulfield en el Guardián entre el centeno

    Tio, estoy seguro de que escribirías poesía muy bien. Inténtalo

  20. Nada ha cambiado, ¿eh?

    Eso es lo primero que me ha venido a la cabeza tras ponerme en la piel de Salinger y leer esta carta.

    La trampa está ahí, en esas actitudes naturales de las que hablas, en ese creerse auténtico desde el disfraz de la normalidad y en esa incapacidad, comodidad o cobardía que hace que no nos planteemos jamás otra opción.

    Decía Bourdieu que de todas las formas de persuasión clandestina, la más implacable es la ejercida simplemente por el orden de las cosas. Que verdad más tremenda. Ir contra eso es difícil, pero, ¿alguien dijo que fuese fácil?. No, no lo es, porque no se trata sólo de luchar a medio gas, de ir contra esa dictadura de lo normal como quién va contra los pantalones de pitillo o la depilación del ano. La cosa no funciona así, la cosa no está en un: “yo me aparto de esta sociedad alienada, consumista y manipuladora y me voy a vivir aislado en mi casita de campo porque como soy diseñador de páginas web (por ejemplo), gano un buen sueldo, trabajo cómodamente desde mi casa y me lo puedo permitir, pues mira lo hago, y por ello me siento más revolucionario que el propio Lennin”, ¡¡anda y vete a la mierda!!.

    No, la transformación de este mundo y de su contenido no la parirán personas así, personas que siguen utilizando las mismas armas que el sistema pone a sus pies, que siguen actuando con los mismos instrumentos de control y dominación, bien porque desconocen otros o bien porque tienen pánico a perder lo que creen poseer y que no es otra cosa que esa máscara con la que sustentan toda una vida de cartón piedra (JA, que ironía, ¿quién posee a quién?). Con esos comportamientos lo único que hacen es garantizar la perpetuidad de esa relación dominante. Relación a la que por otro lado, todos contribuimos, bien sea desde el campo o desde la ciudad, bien desde nuestra socialmente aceptada resistencia o bien celebrando el cambio de estación sólo cuando el corte ingles nos los dice.

    En fín, “¿se entiende una mierda esta parrafada?. Es igual”. Mi duda tampoco es esa, mi duda es, ¿quién debe resucitar?, ¿Salinger o nosotros?

    Perdona por el tocho y por los ramalazos de pedantería tuberculosa (como diría mi querido Thiago), son sólo parte de mi pose de revolucionaria de salón-comedor con sofá cheslon, construida gracias a mi cómoda vida, al oráculo Google y la amiga Wiki, ¿o qué te creías que yo era una puta virgen inmaculada?

    Oh, Hard Candy que intenso e irrespirablemente placentero personaje interpretó. La volví a disfrutar en Juno y espero volver a hacerlo en esta.

    Besos y gracias por tu NO inservible carta. De verdad.

  21. pues harto tiempo
    ha pasado,
    esperando
    movimiento,
    seguro ni te
    acuerdas hoy
    del comentario
    dejado en un blog,
    por ahi,algo dejado
    pero vengo y aprovecho
    a decirte:
    buenas letras,poeta
    americano!
    lidia-la escriba

  22. …requiescam in pace, Salinger, que ya hiciste suficiente…

    “Enséñale algunas cosas a Dios si existe. Dile que la vida vale la pena, pero que la magia le resbala demasiado a menudo a la gente por aquí abajo.”

  23. Huy, yo hablaba de la mediocridad en ese sentido hace unas cuantas entradas.
    Ser uno mismo es tan difícil! EStamos todos bien manejados por los sistemas y las sociedades y no se puede salir de ciertas cosas. Sencillamente porque no podrías vivir. Sin embargo, en la medida en que uno pueda, en esa pequeñísima parte de libertad que uno pueda manejar, entonces sí, uno debe intentar ser feliz por si mismo, siendo y haciendo lo que desea de verdad sin importar que el resto del mundo esté de acuerdo con uno. Obviamente, sin dañar tampoco a nadie…
    Si es que es muy difícil!
    Incluso el arte, no está también condicionado por querer obtener un resultado “equis” que pasa por la falta de libertad?
    Y crear, lo que es crear en esencia, debería estar al margen de toda condición…
    En fin, que he venido con retraso pero por nada del mundo he dejado de leerte y de aprender un poco más de ti.

    Un besitoooooo

    Lala

    P.D. Hostias, qué mal rollo esto de los trolls… :S

  24. Rosa:

    Ya se cansará, hay gente que solo se siente llena jodiendo cuando saben que no les pueden mirar a los ojos. A saber en cuantos blogs estará; hay que tener una vida muy jodida para ser así, da incluso un poco de pena. Como digo, ya se cansará, solo es cuestión de tiempo, de que tenga algo que hacer con su vida o encuentre otros blogs donde le hagan más caso.
    De todas formas no me puedo quejar, es el primer troll que entra a molestar de verdad en tres años desde que abrí el blog. Tenía que pasar tarde o temprano.

  25. La ambigüedad del término arte. El arte, creo, es un concepto individual. A veces, sucede que una obra toca la fibra de bastantes y entonces lo denominan Patrimonio de la Humanidad. ¿Pero en estos casos es aceptable el término sacralizador?, ¿no nos habrán hecho fijarnos enfáticamente en las supuestas cualidades y calidades de la “maravilla”?

    Creo entender tu parrafada y tu cabreo pero mucho me temo que estamos condenados a que seres con la sensibilidad de Salinger, se nos mueran todos los días sin que la mayoría reconozca sus méritos y las razones de sus silencios. Lo contrario, obviamente, sería imaginar un mundo mejor.

  26. Yo creo que siempre fue así. La superficialidad siempre fue lo “normal”, y por ello el arte es un acto de guerra. Ni siquiera sé si podría ser de otro modo. No veo un mundo donde Sallinger no nos hubiese mandado a todos a la mierda. Pero, y espero no parecer ahora muy positivo, tampoco creo que, incluso por una cuestión de probabilidad, no haya algunos raros siempre por ahí a los que el arte se les escape de entre los dedos. Por eso hay que estar atentos. Porque merece la pena.

  27. Ay, el arte no interesa demasiado, creo yo, y tiene mucho de consolación, la mayoría de las veces. Sentirse conmovido, como frente a una foto de alguna guerra perdida que luego se olvida. El Sapiens es así, un poco, y ojalá esté en otro error.
    Me ha encantado el trocito que dejas de Salinger. Será cuestión de volver a leerlo, que hace mucho de la última vez.
    Buenas reflexiones sobre el arte, sobre el parecer y ser. Coincido en que vivimos un tiempo de escaparate, pero ahora, leyendo un libro de las antiguas polis griegas, acaso siempre fue así. Aunque esta crisis quizás ayude a romper algunos escaparates en el arte, en la política, en la economía, en nuestra bonita y glamurosa sociedad de neón.
    No me gusta, es por la fuerza de los hechos, pero comparto tu pesimismo.
    Un saludo.

  28. No la veo a Ellen Page en el papel de Lisbeth Salander, creo que Noomi Rapace es insuperable, amén de que la versión sea mediocre. Page es perfecta para papeles estilo Juno o Smart people.

    Un grande Salinger, aunque solo leí El guardián…, en breve podré opinar sobre Franny y Zooey y Nueve cuentos.

  29. me refería a la actuación de Ellen Page; de todas formas a mi la película me gustó, me inquetó y me pareció muy solida a nivel de guión; las hay muuucho más erráticas y tramposas creo yo..

  30. La primera vez que leí El guardián entre el centeno contuve la respiración de principio a fin. Los guantes de boxeo, los patos de Central Park y esa historia de los niños jugando en el campo de centeno al borde del abismo. Luego están sus otros relatos…, pero yo creo que la gran ‘desgracia’ de Salinguer fue lograr en un libro lo que a la mayoría de escritores les cuesta toda la vida y miles de páginas. Consiguió la piedra filosofal; lo sabía y decidió dedicarse a la meditación zen, la macrobiótica y la inmortalidad física; en fin a otras cuestiones.

    Un saludo

  31. Me ha gustado esta entrada, esta muy en linea con lo q pienso de la gente en cuento al arte actual. Pero bueno, por otro lado, para gustos los colores aunq acaben casi todos adorando lo q se espera q se adore…

    tiene buena pinta la peli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s