Cuentos enfermos: 13 – Realidades

– ¿Leíste el blog ese?
– ¿Proyecciones blog?
– Ese tío está amargado…
– Sólo miré por encima los comentarios, los cuentos son larguísimos.
– ¿Sabes que al Rafa le mola la Mari?
– Qué fuerte…

Anuncios

28 comentarios en “Cuentos enfermos: 13 – Realidades

  1. – Si lo leí…
    – Claro, el mismo…
    – No se, si amargado, pero seguro que iluminado si…
    – Hoy quede patidifuso…cuatro letras me supieron a poco…
    – Pues… mira que bien…
    – Verdad…que fuerte….
    Por cierto…abrazzzusss

  2. Hola Jordi, agradezco dejaras tu huella en mi blog y sobre todo en ese post que significa mucho para mí.

    Llevo alrededor de una hora leyéndote y te soy sincera, a primer ojeada no me llamó tanto la atención, pero luego puse más énfasis a tus escritos y les encontré el gusto, sobre todo a los micros, que en verdad son grandes en contexto.

    Entonces, quedo invitada por tus letras a seguir viniendo, será un placer leerte, se nota el talento que tenés.

    Saludos cordiales desde Guatemala.

  3. Es la primera vez que paso por aquí y el primer ‘cuento enfermo’ que leo. Suficiente… No, no quiero decir que ya he tenido suficiente, sino que ha sido suficiente para despertar la curiosidad; para que me apetezca seguir leyendo un poquito más 🙂

  4. Jejeje, muy bueno, creo que la amargura dista mucho de cómo eres y lo que escribes, y desde luego, a mi no me mola la Mari, me molas tu 😉
    Muackss!

  5. Es cierto son laaargos… lo que hace que encuentres un hueco grande para leerlos 🙂

    jaja

    Al menos merecen la pena una vez que te das el atracón de tantísimas letras.

    Saludines,
    YoMisma

  6. increíble, he llegado a tu blog a través de loto negro y has sido todo un descubrimiento

    por cierto…quiero comentarte algo sobre Rafa y esa extraña costumbre de andar desnudo por los supermercados

  7. Gracias por pasearte por mi blog y por tus comentarios. Resulta que, de una forma tan aparentemente inocua, me has descubierto un lugar de la red fascinante y unos relatos sorprendentes, así que gracias entonces por partida doble.

    Un beso.

    PD: Me temo que el París que enseñan los colegios es el París del “oh-lá-lá”. Una verdadera pena…

  8. ¡Je,je,je! Qué manera tan certera de describir, en unas cuantas palabras, lo “sinsustancial” de algunas conversaciones y relaciones interpersonales. No se salva nadie. Disparas contra tirios y troyanos, amigo Jordi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s