Compactos

Antes que nada, quiero advertir que para mí este correo es muy importante. Sois mis chicas, os quiero, y necesitaba dejar claro esto a las seguidoras más fieles del canal. Es verdad que hay muchas más, pero vosotras (las que vais a recibir esto) sois quienes me habéis apoyado casi desde el primer video.
(Yazmin y Tera desde el primero.)
Total, que ya llevo cinco años con el canal.
Pero lo que os quiero decir con este mail, es que lo voy a cerrar.
Llevo dos meses sin actualizar, y no me sentía con valor para grabar un video contando esto. Ahora mismo estoy llorando, os lo podéis creer…

Recuerdo perfectamente el primer video que grabé, donde hablaba de las bases de Clinique y Lancôme. Entonces vivía en el anterior piso, y todo me encantaba. No es que donde estoy esté mal, pero no sé, entonces era diferente. Igual era más inocente.
Quiero dejar muy claro que es mentira lo que ha dicho MarinaDos, no he tenido ningún accidente que me haya dejado la cara desfigurada. Sólo tengo una cicatriz pequeña en el cuello.
Y no es que me crea gran cosa. Nunca he buscado hacer nada grande con el canal. Sólo era una afición, quería compartir parte de mi vida con vosotras.
Tengo más de diez mil suscriptores/as, me siento un poco responsable cada vez que grabo un video. Pero aun así yo tengo mis gustos, mi forma de hacer las cosas, y eso es lo que se ve en todos los videos (esa es la gracia, ¿no?).
Cuando hablé de los polvos compactos de Chanel y dije que no podía entender a las chicas que usan los polvos sueltos de Max factor, no era mi intención molestar a nadie. Sólo era una opinión. Aquel día, cuando vi los comentarios que me dejaron, me pasé la noche enfurruñada (y encima Dani con el “ego” subido…).
Nunca he querido hacer daño a nadie con mis opiniones.
Y es normal que a veces quiera contestar a los comentarios, me corre sangre por las venas. Cuando lo del video del glose de Sephora, me llamaron hasta zorra. Pero lo único que hice fue aplicármelo, ¡era un tutorial! Siempre hago cosas así. Y no sé si hay tíos que entran en el canal para… ya sabéis. Que cada uno haga lo que quiera con su vida. Sea como sea, yo no soy una “calienta…” (como algunas han dicho). La vez que una de las usuarias (ni recuerdo quién), me dijo si por favor podía no volver a grabarme pintándome las uñas de los pies… aluciné. Yo lo que me pregunto es si el novio de esa tía no pasará demasiada “hambre” como para que un video así le ponga a tono.
Y luego, otra, que va y me dice que por qué nunca he hecho un tutorial o he hablado de toallitas desmaquillantes. Insinuando vete a saber qué. Pues chica, sí tengo toallitas desmaquillantes; de Vitesse, para más señas.

Respecto al tema de Alima, poco voy a decir. Las que dicen que es un tío que se hace pasar por tía… qué queréis que os diga, hace meses que la tengo agregada a msn y a mí no me parece un tío. Además es muy amable, y sus peticiones de videos no me parecen para nada “sospechosas”. (Entiendo perfectamente que otra chica pueda tener curiosidad por verme de pie después de un año de vídeos, por ejemplo.)

No os quiero engañar, no estoy en mi mejor época, hasta estoy comenzando a usar anticelulíticos y reafirmantes (os recomiendo las cremas de Biotherm). Noto mi piel más grasa que nunca. Creo que hace dos años era una mujer totalmente distinta. Y eso que Dani dice que él me ve igual…
He cambiado los exfoliantes de Vichy por los de Helena Rubinstein (no es que haya notado mucho la diferencia, pero necesitaba hacer un cambio).
Hace una semana mi peluquera me dijo que me quedaría muy bien alisarme el pelo. Comenzó a calentar la plancha para hacérmelo, pero no me atreví.
Paso por una época extraña. Como si faltara algo en mi vida. El otro día incluso me compré la Guía Tab. No sé por qué. Creo que fue para ver cómo reaccionaba Dani al verla por casa. No es que me guste publicar estas cosas, pero está muy vago últimamente, no quiere salir, no hacemos nada.
Lo que me recuerda que me he aficionado a las mascarillas para el pelo (probad las de Montibello). Ayer mismo me compré un cepillo de la marca Termix (es un mundo nuevo). Y mi contorno de ojos de Bourjois cada vez se está volviendo más imprescindible (cada vez hay más que tapar).

Como sé que os preocupáis, también necesito deciros que he pensado en hacer algo drástico. Como irme de casa. Son pensamientos sueltos que se me pasan por la cabeza. Me duran apenas unos segundos. Me comienzo a sentir mayor. Mi trabajo me resulta indiferente, y eso a largo plazo me mata. Creo que nada me gusta.
Ayer grabé un tutorial usando un lápiz de ojos Basic, como intentando volver a empezar; pero no funcionó: son diez minutos conmigo llorando tirada de fondo en la cama de matrimonio.
No lo sé, nada va muy mal. No me puedo quejar. Pero no estoy bien, no todo lo bien que debería.
A veces me quedo mirando mis polvos compactos de Estée Lauder, queriendo no pensar en nada. Me paso dos horas cada vez en la ducha, abuso de masajearme con el Body milk, me quedo como media hora sentada desnuda en la taza hasta que Dani llama a la puerta con el puño. También me quedo embobada muchas veces mirando la cicatriz de mi cuello en el espejo. No es una cicatriz para una mujer. Hago (me hago) muchas cosas que antes casi no hacía. Es como si algo en mi interior pugnara por salir a la superficie. Alguien distinto. Siento eso cada vez que veo por casualidad mi estuche de pinceles y brochas Alice in Wonderland.

Un besito a todas.

[En el video, tema de un grupete que suena fresco fresco, últimamente ando en racha. Abajo, + pin-up.]

Anuncios

15 comentarios en “Compactos

  1. La verdad es que estoy más loca que la protagonista, así que no le voy a decir -pobre mujer-. Pero la entiendo, entiendo el miedo a uno mismo y la mierda de hacer caso a las recetas para superarlo.

    El texto no podría estar mejor.

    Un beso, Jordi.

  2. Que texto más bueno por favor, esta pobre ya ve el pasar de los años por su piel y esta preocupada de que no la vean igual, eso siempre ha sido la vanidad, pero nena, se envejece y hay que asumir las cosas inevitables, además si a eso le añadimos un accidente, la cosa se complica. En cierta manera me parece alguien muy superficial, basar la vida en simples potingues, a ver si encuentra algún hobbie constructivo y deja de preocupar por cosas que con el tiempo dejan de tener importancia, como es el aspecto físico, mejor que se folle al tal Dani y deje de llorar frente al espejo. Pero bueno, a cada uno lo que le toca. Y habrá que tomar nota de los consejos de la muchacha ya que estamos. Que si ha durado 5 años, sabrá de lo que habla, digo yo. Un texto genial como siempre. El video ya le conocía, están muy de moda y si, son frescos y pegadizos. La pin esta vez me deja pensativa, una ratita muy sugerente, jeje.
    Ah, se me olvidaba, gracias por usar para tu cabecera uno de mis textos, me siento muy halagada cariño, tener un rinconcito en tu casa es un piropo importante.
    Hoy otro beso en to la boca y ya van dos, te estoy consintiendo demasiado 😉

  3. Madre santa… que relato. =).

    Al final terminamos creciendo, no podemos quedarnos con 19. Creo que enevejecer tiene que ver más con el concepto que tengas de él; es mejor pensar que evolucionas, que necesitas nuevas cosas, ir contra el tiempo tampoco es buena idea.

    Un saludo.

  4. Vivir a través de las apariencias, con la cáscara como lo esencial, es una existencia condenada a la frustración, porque el cuerpo se degrada, se desgasta.
    Esforzarse para generar un tutorial puede ser un paliativo espiritual pero nunca una solución. Tal vez, si tiene acciones en empresas de cosméticos, también sea un paliativo económico…
    Y el tal Dani, debe estar como loco persiguiendo niñas jóvenes!

  5. Totalmente y desgraciadamente de acuerdo con el texto, el cual es simple pero completamente cierto, llenar o rellenar vidas a base de crema anticelulítica, parece que cada vez más personas lo adoptan como filosofía de vida.

  6. Creo que conoces más marcas de cosmeticos tú que yo, eso no sé si es bueno o es malo.

    Está muy bien conocer en profundidad el tema sobre el cual escribes, eres grande.

  7. El relato es bueno y está más que bien escrito, sólo que me resulta difícil suspender la incredulidad con él e imaginarme a la protagonista… No necesariamente es cosa del relato, sólo que no me la acabo de creer

  8. nunca dejas de sorprenderme 🙂

    y, oye, no sé, vivimos en un mundo con gigas de porno al alcance de un ratón, es normal que, al final, uno se canse de eso y encuentre excitante un diminuto pincel recorriendo unos pies bonitos, porque eran bonitos, ¿verdad?

    1. Siempre pone más la vecina que la actriz porno 🙂
      Y no he visto a ninguna chica que se pinte las uñas de los pies en uno de esos tutoriales de Youtube. Pero seguro que las hay…

      saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s