¿Adiós?

Bienvenidas a este primer número de ¿Adiós?, la primera revista especializada sobre el suicidio femenino. Creo que muchas estaréis de acuerdo con el equipo de esta redacción en que ya era hora. Ya era hora de que una publicación mensual dedicara su contenido a esas mujeres que no sólo podrían querer, digamos, irse, sino que además buscan comprensión y apoyo, y toda la ayuda y el cobijo emocional que alguien que piensa en la muerte (y que no siempre es hombre), necesita.
Sabemos que se nos presentará como la respuesta femenina a La guía de la guía Tab, una publicación por la que, dicho sea de paso, sentimos todo el respeto que una periodista puede sentir por un colega de profesión.
Pero no nos engañemos. Una mujer es una mujer, ya sea de lo más vital o esté pasando por esta vida con una constante tentación por librarse de ella.
Nada más lejos de nuestra intención el provocar una nueva guerra de sexos. La guerra de sexos es, en opinión de las que intentamos dar vida a esta publicación, de lo más aburrido.
Pero es innegable que hay ciertas diferencias entre hombres y mujeres, diferencias a veces sujetas, es cierto, a generalismos, pero que no es aconsejable ignorar del todo.
En ¿Adiós?, daréis con los matices terminales femeninos adecuados, entraremos a analizar con bisturí qué es lo que pasa por la cabeza de una mujer para llegar al punto de plantearse la muerte. Intentaremos ayudar por igual a las que en el fondo no quieren suicidarse y a las que no ven ninguna luz al final del túnel. Respetaremos a ambos grupos potenciales sin juzgarlos jamás, sin intentar que nadie cambie su decisión basada en lo que, repetimos, en el fondo quiera hacer.
Como revista que nace, obviamente aún estamos en construcción, en constante evolución. Sin olvidar el sentido del humor con el que hay que abordar cualquier tema, intentaremos que os sintáis siempre apoyadas, os ayudaremos a hacer las cosas bien, ya sea en vuestra vida o en vuestra muerte. Queremos que esta publicación sea algo que puedan leer esas mujeres que son a la vez amas de casa, trabajadoras, madres y suicidas potenciales.
Sabemos que las estadísticas siempre muestran un mayor ímpetu suicida masculino, pero no por eso hay que dar de lado al género femenino. Creemos de verdad que esta publicación hacía falta. Se trata de ver la vida y la muerte con los ojos de una mujer. Como decimos, sí, hay diferencias de género, y algunas son de lo más palpable y significativo. Decidme si no por qué los hombres suelen suicidarse casados y las mujeres cuando están solteras. Decidme por qué los intentos de suicidio femeninos tienden a fracasar más que los masculinos. De esos matices hablamos, esas cuestiones y muchas otras son las que darán pie cada mes a que aportemos nuestro granito de arena, en pos de aliviar a ese porcentaje de mujeres que no pasan noche alguna sin hablar con la almohada.

Queremos también avanzar algunas de las secciones que podréis encontrar en ¿Adiós? Como decimos, aún estamos, como quien dice, con la redacción llena de cajas de mudanza. Ése es nuestro espíritu, viviremos cada día un poco aquí, trabajando para que cada mes salga el mejor número posible, el más útil y respetuoso para con nuestras lectoras. Una de nuestras secciones principales será nuestra Agenda estertor, en la que os ayudaremos a gestionar vuestra decisión de suicidaros (o no) siempre en el plazo de un año. Os recomendaremos lecturas y nos cartearemos con vosotras para saber de vuestras evoluciones. Necesitaremos de vuestra sinceridad. Nuestras dos psicólogas del equipo serán las encargadas de decidir en qué punto estáis y cuál es vuestra situación, para así actuar en consecuencia. No os debe asustar la palabra «psicóloga», tened en cuenta que la línea editorial siempre respetará vuestra decisión y os ayudará a llevarla a cabo sea cual sea.
En nuestra sección Cama y pastillas, os ofreceremos una guía que se ampliará mes a mes sobre hoteles y emplazamientos útiles si vuestro propósito suicida ya no cuenta con marcha atrás alguna. Tendréis amplios reportajes y críticas con puntuación incluida de cada lugar sobre el que nos informemos. Las puntuaciones las veréis en la cabecera de cada crítica junto al artículo. Una nube corresponderá a un “lugar nefasto”. Dos nubes, “aceptable”. Tres nubes, “merece la pena el desplazamiento”. Cuatro nubes, “se acabó el madrugar”. Y cinco nubes, “habitación Tab”.
En otra de nuestras secciones, Dios es mujer, seguiremos carteándonos con vosotras, os asesoraremos en relación a los mitos y las creencias, y lo haremos según cuál sea vuestra condición espiritual, ya seáis creyentes, ateas o agnósticas. Debatiremos sobre el muy cacareado Limbo, e incluso indagaremos en vuestro potencial ateísmo en busca de posibles claves de la asociación directa de éste con vuestras ganas de morir.
En la sección Viudas vitalistas, os ayudaremos a reiniciar vuestras vidas después un intento fallido (no per se) de suicidio. Una sección que servirá no sólo a ese grupo demográfico de supervivientes “a su costa”, sino también a mujeres de naturaleza jovial que hayan sufrido alguna terrible experiencia, como la perdida de un ser querido.
Otra de nuestras secciones, será Suicida pero mujer. Éste será el rincón voluble de la revista. Escribiremos sobre suicidas célebres de la historia (obviamente sólo mujeres). Además tendremos en cuenta a todas aquellas de vosotras que queráis reivindicar vuestra feminidad hasta el último momento. Hablaremos de los métodos más eficaces para llevar a cabo vuestro suicidio sin dejar la más mínima gota de sangre, saliva o fluido cualquiera. Os aconsejaremos a través de reportajes gráficos, sobre modos de decorar la habitación o emplazamiento que decidáis sea el último sitio que veáis en vida. Os aconsejaremos sobre los vestuarios ideales, el maquillaje ideal. Cualquier mínimo detalle, si es mejor de noche o de día según el lugar, sobre qué ropa de cama o superficie, qué cortinas, qué nivel de luz, dónde podéis conseguir el mobiliario adecuado. Os ayudaremos a todas aquellas que queráis iros de este mundo del modo más elegante y femenino posible. Podréis dejar de preocuparos por cómo os encontrarán. De modo que cuando vean vuestro lecho de muerte, enseguida sepan de vuestro suicidio, y a la vez el entorno estético suavice lo máximo posible el golpe.

De momento, eso es todo. Me presento, quiero hacerlo aquí: yo soy Clara, la editora. Y aquí acaba el primer editorial de ¿Adiós? Una vez cierta persona cercana a este proyecto de publicación, me dijo que la mujer era el único ser al que potencialmente se le puede ocurrir encender velas para hacer el amor, y también para morir. Me dijo que pensara en ello. Y creo que, de algún modo, ése es el motivo por el que ha nacido esta revista. Os dejo pensando en ello.

[Youtubeando, recupero uno de esos buenos momentos que ofrece a veces El hormiguero, ese programa irregular que de puro arriesgado a veces es de lo mejorcito que hay (seguid viendo la cuarta parte). Abajo más Upton.]

Anuncios

4 comentarios en “¿Adiós?

  1. pensaba que la muerte nos igualaba a todos y resulta que no, que a la hora de morir tenemos clases y estilos, tendré que hacerme fan de la revista, aunque sospecho que sólo la acabarán leyendo aquellas (y aquellos) que no tengan intención alguna de dar el paso.

    (lo del suicidio en el plazo de un año me suena al lobo estepario, y no era mala salida)

  2. Con que haciéndole la competencia a la Guía Tab….mmmm…. vaya vaya, bueno supongo que las dos pueden admirarse mutuamente sin que ninguna pierda seguidores. Esto de dejar clases y personas al margen, lo de separar sexos, en los colegios de monjitas y curas ya se hacía, ¿estás pensando en volver a instaurarlo? no lo creo, te conozco lo suficiente para que eso no haya pasado por tu cabeza jajaja, pero al menos ahora se tomará en cuenta el pesar y sentir de las pobre mujeres discriminadas a la hora del suicidio, que mira que esta mal mirado, “Hay que aguantar como heroína todo lo que se te venga encima” decían las madres a las hijas, y que cruel suena eso, ¿acaso no tengo derecho a quitarme de en medio si me da la gana? Ahora con esta revista tendrán el apoyo que tanto han buscado muchos, jajajaja Mira que te ayudo a vender eh, jajaja
    Otro más para el saco eh, cada día te superas a ti mismo y eso que es difícil, me ha encantado, suerte y que vendan muchos ejemplares ;D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s