Relato diario (1 de 5) – La puta

Perdonad si me pongo pesada con los mensajes, pero quiero que quede todo bien claro para que todos vayamos preparados. Recordad que tendréis que llevaros algo de comer, yo me voy a llevar un bocadillo. Iremos lejos, o sea que puede ser que sea mejor quedarse a comer en algún claro o en algún sitio guay que veamos. O sea que eso, llevad algo de comer y una botella de agua.
Y es mejor que no habléis con la puta. Si os saluda por Facebook o lo que sea, haced oídos sordos. Yo ya voy hablando con ella para asegurarme de que viene, así que no os preocupéis. Iremos por la ruta que ya hemos dicho un montón de veces, la de la cantina, el camino que sube hasta la cueva que vimos cuando fuimos a reconocer el terreno. Allí no habrá nadie, y menos entre semana. Hay brechas entre rocas y caídas muy chungas, pero yo sigo siendo más partidaria de cavar un agujero, enterrarla y listos.

Otra cosa. Al final viene mi primo. Aún no sé si se traerá la pistola de clavos, pero tiene dos palas de su padre (¡¡bien!!). En todo caso, él no tocará a la puta, sólo nos proveerá de material.
Ya tengo la cuerda que os dije. Cuando ya estemos en un sitio que nos mole ya decidiremos dónde la atamos. Recuerdo que cada uno tendrá quince minutos a solas con ella. Y dejaremos pasar media hora entre turno y turno. La gracia está en que la cosa se alargue. Al final (si no se raja nadie) somos seis en total, y echaremos a suertes en qué orden van los turnos como dijimos. De todas formas tenéis que tener cuidado y un poco de sangre fría, yo no voy a hacer esto para que el primero que se ponga delante de ella cuando esté atada la deje inconsciente con el primer golpe…
Con el tema de si violarla o no, Pedro y Fran ya se aclararán. Ya sé que a las chicas no os hacía gracia eso, pero al final la mataremos, y antes la torturaremos, así que no creo que tenga que suponer mucho dilema ético o moral lo de si se la viola o no.

Personalizo unos cuantos mensajes, para no liarme redactando…:

Laura: Seguimos confiando en tus conocimientos farmacéuticos. Ya sabes, por si la puta se desmaya muy pronto o lo que sea, la queremos bien despierta y consciente hasta el último momento 😉

Fran y Pedro: Yo de vosotros llevaría condones si de verdad queréis… eso. Aunque luego vaya a estar muerta, no sabéis la de gente que ha entrado ahí

Tita: ¿Te creías que no íbamos a ser capaces, eh? 😀

Mary: ¿Al final podrás traer lo del ácido? Sería un puntazo, pero hay que ir con cuidado…

Nada más. Sólo quedan cuatro días, y es una EXCURSIÓN. Ya sabéis, andaros con ojo y no se os ocurra lanzar indirectas a nadie ni hablar ni de refilón sobre el tema. Creo que todos tenemos motivos de sobras para hacer lo que vamos a hacer. Pero lo que digo siempre, os rajéis o no, la boquita cerrada, que la puta no os ha hecho ningún bien para que nos pongamos dignos de repente…

Si contestáis, que sea breve, preferiría no tener que volver mandar más mensajes así de largos…

😉

Anuncios

7 comentarios en “Relato diario (1 de 5) – La puta

      1. Un troll arremete sin criterio, yo sólo soy uno más entre tu público. Te he dado mi opinión sincera sobre este relato concreto. No quiero decir que tu seas estúpido o que tengas mal gusto, sino no te leería habitualmente. A veces me gustas mas, a veces no me gusta lo que leo… thats life, man!

  1. Wow, vaya telita de escrito, no me gustaría estar ni entre los que han quedado y mucho menos ser el motivo de la “excursión” Pero me da que de ficticio este texto no tiene el cien por cien, a saber si realmente hay mensajitos privados de este tipo escondidos entre muchas desapariciones y muertes, que la gente está mu mal. Lo que si se percibe con claridad (y eso es arte tuyo) es la corta edad del que escribe el texto, una protagonista adolescente que todavía no tiene las neuronas enfiladas, y no ve las consecuencias de lo que está tramando jajaja Magnifico como siempre mi chico, estos “diarios” ya sabes que me encantan. Un beso y espero por el siguiente 😀

  2. player4:

    “Me parece estúpido y de mal gusto.”

    Eso no es una opinión, es el típico comentario escueto que deja un troll. Si no eres un troll, pues argumenta por qué no te gusta; de ese modo sabré que has leído. No me molestan las malas críticas, me molestan lo comentarios a medias que se quedan en mero escupitajo en la cara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s