Relato diario (5 de 5) – Camino a la madurez

Chicos, ya mismo llega el día. Hemos estado esperando el momento durante siglos, y el momento está cerca (porque siempre lo está más de lo que parece). La mayoría habéis sido obedientes y trabajadores. Ha sido duro, lo sé, pero ya mismo todos tendremos nuestra recompensa. Os quiero a todos y cada uno de vosotros (incluso a ti, Rebelde Autoestopista Huidizo), y os daré un abrazo llegado el momento. Nuestras ideas y propósitos no han caído en saco roto. Todos los madrugones y las horas de estudio, toda la negación del amor desestabilizante en pos de una inteligente aceptación de aquél que sabemos es constructivo y práctico; la negación plausible también de vuestras propias identidades potenciales, todo el esfuerzo por ser todos UNO, por no diferenciarnos entre nosotros, por haber creado una dignidad SUPERIOR y común relacionada para todos con los mismos hechos y logros concretos. Finalmente todo eso tendrá respuesta. Sé que estáis ansiosos por saber qué respuesta, pero ya se huele en el ambiente, y no hemos de ser curiosos, hemos de matar nuestro ansia de saber antes de tiempo cosas que no sirven de nada hasta que lo hacen. Sabéis que el descanso es importante, y que para el conocimiento sigue habiendo lugares, aulas y talleres en los que podréis seguir formándoos nuevamente todos reunidos y en comunión; somos un solo ser en pos de un logro oficial más por el que sentirnos orgullosos. Hemos hecho grandes cosas. Hemos conseguido llegar a mirarnos a los ojos sin sentir nada, casi hemos logrado vaciar ya de complicados sentimientos los actos de las personas. Lo sabéis, hemos creado algo tan sencillo como chats y emóticons, relaciones productivas a distancia en las que el porcentaje de sufrimiento es mínimo. Hemos hecho que el altruismo y la felicidad sean algo abstracto pero sencillo, jerga, indicaciones, brillantes anuncios de Coca-Cola. De un modo fascinante, estamos convirtiéndolo todo en facilitadora informática, en procesos, casillas, botones; hay gente con más de 500 amigos a quienes les basta con hacer un click en me gusta para sentirse en ese vínculo de amistad, así como el receptor de ese me gusta se sentirá ya arropado sin necesidad de grandes dramas. La realidad es la que nosotros creamos, y somos capaces de todo. El ser humano es complejo solo hasta donde nosotros queramos. La vida no es un paseo, es algo IMPORTANTE, algo CAPITAL que debemos controlar. No me cansaré de decirlo, hemos hecho avances fascinantes. No podíamos dejar nada al azar, ni podemos, ni lo haremos. Somos capaces de medir la inteligencia, de ponerle nombre a TODO, de puntuar a cada ser humano, de incluir la sana competitividad en todo. Somos capaces de prever y controlar el cariño, el amor, el odio, el futuro. Todos los niños lo saben desde el colegio, saben que serán siempre lo que allí sean, lo que allí logren, lo que allí se sacrifiquen; y no podrán engañar a nadie: hay notas, pruebas a superar, tu currículum futuro. Solo debes saber sacrificarte, desechar lo que es inútil y no te va a servir. Solo debes focalizarte en lo que es importante, en lo que todos sabemos que es importante. Es más, lo que hemos decidido que es importante.
Y basta ya, Rebelde Autoestopista Huidizo, sabes que si te desvías del camino acabarás mal, sabes que la realidad es la que es porque la hemos decidido así. Tu vida no es una película ni un bonito libro, no es poesía ni grandeza. Tu vida son los pequeños detalles de los que debes disfrutar, las pequeñas cosas que conseguirás si te sacrificas y dejas de creer que se puede llegar a algún sitio con algo más que no sea sacrificio. Todo es sacrificio. Esto te hará ser, así es como lo conseguirás; obedeciendo sin rechistar a aquellos que quieren lo mejor para ti, tus padres, tus profesores, aquellos que querrán que prosperes, que puedas tener de todo en el futuro, y a la vez sepas controlar el mismo.
Creedme cuando os digo que me emociona todo lo que hemos logrado. Creedme cuando os digo que es en el control y la capacidad de hacer sencillo nuestro concepto de vida donde está la clave de todo. En esa tarde de domingo después de una dura semana de trabajo. En ese bar en el que compartes risas durante tu media hora libre. En el supermercado en el que puedes recibir las recompensas a tu esfuerzo. Ahí está la clave. Eres especial cuando sabes encajar en ese concepto. Han sido muchos años de duro y digno trabajo para llegar a lograrlo. Pero es emocionante. Y es infinita mi alegría, y seguro también la vuestra, que además en todo ese proceso físico e intelectual seamos ya también lo suficientemente maduros para ordenar y haber hecho de nuestra vida en orden cronológico una sencilla y vivaz lista de puntos a seguir.
Cuando tenemos la realidad y las emociones en nuestro puño, cercadas, cerradas, bajo control. Es entonces cuando todo marcha, cuando nuestra cabeza funciona acorde a ese control, y somos inmunes a las amenazas externas de descontrol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s