Gema

Hola, Mandarina

Esta semana han pasado muchas cosas aquí. Hace tres días empecé en el curro nuevo (¡!). Ese chico, el ingeniero que trabaja en Pretecnotimes, me ha regalado flores. Me las ha enviado al despacho, tía. Por cierto, el despacho es enorme. Tengo mi propia tele de plasma y una ventana muy grande que da a la zona pobre de Periferia Microsoft (una de ellas). Acuérdate de que el sábado es el cumpleaños de Víctor. Bueno, es hoy, pero a todos les viene bien celebrarlo el sábado. Dime si a ti te viene bien. Ayer abrieron esa tienda nueva de la Calle Óptica; fui y me pillé de todo (cinco blusas y un pantalón retro). Tengo que cambiarme el móvil, por cierto. Oye, ¿te acuerdas de aquel chico guapísimo con el que salía hace dos meses?, el que bebía sangre de cerdo a medianoche… Pues está saliendo con Gema (la simpática no, la guarra). Nada más verme con él ya se le antojó, alguien debería hablar con esa chica (¿sabes que ha dejado la carrera a medias?). Hoy no tengo mucho tiempo libre por la tarde, tengo que comprar pienso para Victor, y lo del móvil (mucha pereza), (la tía de la tienda es estúpida). Quiero ir a ver esa peli del tío de las gafas de sol, pero nadie quiere verla, y aún me da vergüenza pedírselo a Fran (el de Pretecnotimes).
Ayer me agregó a Facebook la madre de Gema (la simpática), es más mona, es como Gema pero con 22 años más. Me dijo que Gema estaba un poco deprimida, creo que por eso me agregó. Se ve que su novio sale por ahí sin ella y siempre está insinuando que él no aguantará la relación si no está cómodo; dice que solo quiere ser sincero. He escrito un correo para Gema, aún no se lo he enviado; te lo pego aquí, ¿me podrías dar el visto bueno, porfa…?

Hola, guapa.

Me han dicho que andas algo depre. ¿Qué te pasa? ¡Arriba ese ánimo!

¡Quedamos cuando quieras! XD

Tengo ganas de que vuelvas a la ciudad, hace mucho que no vamos de cena. Quiero que salgamos juntas una noche aparte del cumpleaños.
Creo que tengo que pedir que me cambien de despacho, que me den uno que dé a otra zona. Desde aquí se ven muchas veces cosas horribles en el barrio de ahí abajo. Gema, la chica de personal de aquí, me ha dicho que aún usan teles de tubo, y que al menos la mitad de gente vive sin móvil; hay la tira de mendigos. El primer día de curro vi cómo detenían a un tío que iba en chandal. Oí de una familia con cinco hijos en la que cada uno tiene un nombre distinto (!!!), y dos de ellos dejaron los estudios después de la secundaria. Ya sabes que yo no soy muy conservadora (aunque me guste escribir cartas…), pero hay líneas que no deberían cruzarse.
Hace como dos semanas me llamó Úrsula (mi prima). Es tan inocente. Siempre me llama para contarme sus amoríos. Ya tiene 16 años. Va con su novio (solo ha tenido tres) al cine y demás, y me preguntó que si pasa algo si le dice que solo quiere estar con él por el sexo. ¿Qué se le puede decir?
El novio se llama Víctor, como Víctor; de hecho no quiere venir al cumpleaños de Víctor por eso. En fin, adolescentes.
A propósito del cumpleaños, lo celebraremos en el jardín de mi abuela. Te pego aquí la lista de invitados, le he puesto un interrogante a quien no sabe aún si vendrá (me ahorro apellidos (ya que casi todos son iguales) y voy al grano; si alguien te cae mal o te incomoda, me lo dices):

Gema (la simpática).
Fran (mi primo).
Fran (Pretecnotimes). (?)
Fran (sangre), (sin Gema la guarra).
Gema (la arquitecto).
Fran (Google) + su perro Víctor.
Fran (Marketing)
Gema (la comercial) + su perro Víctor.
Víctor (novio de Úrsula). (?)
Víctor (mi primer novio (pero no es el actual novio de mi prima) :D). (?)
Víctor (el nuevo novio de mi madre).
Fran (el periodista).
Víctor (tragaldabas). (?)
Fran (el novio de mi padre).
Gema (la guarra pero simpática).
Manuel (Franuel). (?)
Fran (pelirrojo, Marketing)
Fran (el medico)
Fran (mi segundo novio) + su perro Víctor. (?)
Fran (el que me desvirgó el ano…)
Fran (el abogado).
Gema (la atleta).
Fran (el comercial que ronda a mi abuela) + su perra Gema. (????)

Bueno tía, espero que estés bien. Ya tengo ganas de ver tu pelazo pelirrojo. Contéstame cuando puedas. No me digas nada de tus ligues, sabes que prefiero no oírlo. Te quiero. ¡Nos vemos!

P.D.: El Día de los Maduritos Atractivos de Dior se nos fue de las manos. Me he acordado ahora. Estaba Fran, claro, el que quiere beneficiarse a mi abuela. Ella tiene 66 años y se conserva muy bien; él tiene 45. Se ve que el tío tiene jueguecitos con Gema (su perra). Ya te puedes imaginar qué tipo de jueguecitos. Y si no, te cuento. Gema es un caniche, uno de esos histéricos, yo tuve uno cuando estaba con mi sexto novio, Fran (el crítico literario), lo dejamos en una perrera cuando cortamos. Los caniches ya no me gustan mucho, pero antes me parecían adorables. El caso es que al parecer el tío droga no sé con qué a su perra, y ella… bueno, se ve que tiene el instinto de lamer el pene de Fran cuando lo ve erecto. Mi abuela le pilló un día en su casa (y en el peor momento). Él no tuvo problemas en llevarse a la perra al lavabo no sé con qué excusa. Y el muy cerdo va y se olvida de echar el pestillo. Ya sabes cómo es mi abuela; no tardó ni dos días en perdonarle (que digo yo, ¿perdonarle?… reaccionó como si le hubiera pillado tocándose con Internet…; ¿te imaginas qué aspecto puede tener un caniche hembra salpicado de… egs…). Pero aquí viene lo mejor. El caso es que aún no se habían acostado juntos (Fran y mi abuela, se entiende), y mi abuela quedó impresionada con el tamaño de los atributos de ya sabes quién. De todas formas a mí ese tío me huele ya muy raro. Temo que esté iniciando a mi abuela en la zoofilia; mi abuela es muy inocente, ese tío es muy capaz de hacer que ella crea que esas prácticas son de lo más normales hoy en día, algo aceptado y moderno. El caso es que, el Día de los Maduritos Atractivos Dior, estábamos toda la familia en casa de la abuela, y también estaba Fran (sin Gema y dos semanas “después de”). Ya sabes cómo son esas cenas de celebración oficial. Y encima uno de los homenajeados era el tipo en cuestión. Y en la casa no estaba Gema, pero estaban Víctor, Víctor y Víctor; el perro de mi madre, el de mi abuela y el de mi prima Gema. Nadie hablaba de nada relacionado con animales, por supuesto, hasta que mi abuela dijo que iba a comprarse un Dogo Argentino. Comenzó a hablar de eso sin parar; decía que Víctor se sentía solo en casa, y que un «amiguito» podría venirle bien. En fin, que no dejó de hablar de ese tema, de hablar en diminutivo y con esa ternura que ella tiene. Fran empezó a ponerse rojo, a sudar; todos podíamos verlo claramente. Hasta que, llegado cierto momento, se levantó y dijo que necesitaba ir al servicio urgentemente. Mi madre se puso en pie y lo echó a gritos de casa. Mi abuela se calló, y luego pareció entender lo que había pasado. A lo que mi madre le preguntó: «Mamá, no habrás hecho nada raro con ese tío, ¿no?».

Anuncios

2 comentarios en “Gema

  1. Buf, que todo el mundo se llame igual, que se les etiquete con lo que la gente percibe o lo que han hecho en su vida, pues la verdad es que no me parece tan descabellado, ahora muchos es lo que hacen al referirse a las personas. Como siempre me dejas con un montón de preguntas, y escenas nítidas en la mente. Vaya dos amigas del futuro que están hechas, y pedirle el visto bueno para esa gilipollada (la edad, sin duda la edad)
    Un besote mi Jordi, que ya tenía yo ganitas de leerte, joder, lo que echo de menos poder estar ás por aquí, joder joder joder…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s