Tanda de microrrelatos (5) – Abogado del Diablo

Señoría, cierto es que mi cliente no es de fiar como abstracción, pero también debería prestar atención el jurado a aquellos que le acusan. Es obvio que hay algo, ya casi invisible, que les hace a veces aún más peligrosos. A las pruebas me remito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s