Relato diario como sustitutivo temporal del asesinato (1 de 5) – Los monjes de la sabiduría

Voy a por ello, a por la vida. Los tengo bien puestos. Soy maduro. He pasado una mala época pero soy maduro por fin. Lo dicen mis vivencias: he aprendido de TODAS, y por eso más adelante el dolor potencial será menos. Voy a comenzar a saber vestir. He buscado consejo y me han dicho que sonría pase lo que pase. Ahora mis hoyuelos van a ser el pozo sin fondo de la complacencia de todos. Visibles las 24 horas. Voy a evitar las películas complicadas y las canciones tristes, voy a simplificar, a cerrar los ojos si quiero, voy a lo que antes yo mismo repudiaba en mi absurda ignorancia. Voy a cobijarme con ellos, los monjes de la sabiduría, de la estabilidad, de la inercia y la racionalidad. Cuéntales una historia y enseguida te dirán de qué padeces. Te leerán las manos o los gestos, o te dirán quién eres por tu firma. Te enseñarán el camino de baldosas amarillas para que puedas visitar al mago y que te dé el suficiente Sentido Racional de la Supervivencia; pautas y fases y reglas y apartados y archivadores y abecedario y números y notas de corte. Tu vida volverá a tener sentido y orden. Estarás a la altura de los más reputados adalides de la ética. Verás siempre el vaso medio lleno porque eso es síntoma de inteligencia. No hay una inteligencia propia, no seas gilipollas, hay una inteligencia tipo que debes aprehender si no quieres que te jodan. Dejarás de sentirte a veces amargado y te sentirás siempre respetado. Haz lo que yo, son los monjes de la sabiduría; a veces son meros universitarios, a veces ex-universitarios, a veces reputados académicos, muchas veces políticos y jueces, otras veces abogados y empresarios. Son el motor del mundo, y debes mantenerte en su engranaje para confirmar las reglas. Hay que reflotar el sistema ya escrito y aceptar la realidad sin chorradas. El futuro es tuyo si quieres, si te unes a los monjes de la sabiduría, a la gente preparada. La ilusión se transforma en deber se transforma en obligación se transforma en sacrificio, y por fin eres digno. Y no te equivoques, el mago no te dará ningún torpe libre albedrío, sino sabios consejos. Está escrito y subrayado, no puedes ser tan capullo de querer aportar algo nuevo. Todo es una perdida de tiempo si no te sientes productivamente agotado. Te lo dicen tus padres y tus abuelos, te lo dice el señor mayor que todo lo recuerda. La gente con experiencia, el pasado, hay demasiada historia detrás de ti como para que tu desvarío original tenga sentido. Cuenta tu queja pura un domingo por la tarde, cuentan y son valorados tus resoplidos diarios y tus horarios, es preciosa tu relación estable basada en una sólida base de planes de futuro, es valiosa tu cuenta sin perder la cuenta, y los errores se te perdonarán si aceptas siempre El Rumbo. Encontrarás malechores por el camino, pero tú sabes que solo quieren vagar e incordiar. Yo mismo era así antes, pobre animal estúpido y desvalido. Siempre condenando las supuestas imposturas, siempre malmetiendo cuando algo olía raro; pero ahora sabes que los detalles son los cimientos para mantener en pie esta torre. No eres un explosivo ni un cerebrito, no vas a cambiar nada, como mucho vas a ser un freak de moda pasajera; es mejor que te unas a quienes saben ver esas modas y luego pasar de ellas. Lo nuevo, lo flamante, la oportunidad del cambio de lugar constante. Viaja sin parar y vete a ver mundo, si sigues la filosofía de los monjes de la sabiduría no has de temer, con el tiempo da igual lo que veas, volverás a casa intacto e igual de racional y estable. Recuerda la importancia de los datos, de los pequeños detalles, las bellas fotos de los lugares exóticos que habrás visitado, tus álbumes de recuerdo, tus estrés posvacacional en realidad sólo señal de tu gran capacidad de disfrute y vuelta al trabajo. Vamos a reflotar esto, he visto esa luz que antes me negaba a mí mismo. No soy del rebaño porque no hay rebaño alguno, soy solo uno más, humilde y sacrificado, capaz de arrimar el hombro y salir adelante. No voy a quejarme más, no voy a ponerte en entredicho, no voy dejarme extrañar por la tristeza o las dudas, ni voy a complicarme las emociones, solo me moveré y mientras tanto querré a todos o dejaré en paz a quien me ponga en duda solo hablándole con buenas palabras si él insiste. Así lo quieren los monjes de la sabiduría. No voy a seguir insistiendo en una utopía. Recuerda que primero es la niñez y luego la adolescencia y luego la edad adulta, con todas sus fases intermedias. Recuerda que cada fase tiene sus deberes y que los deberes implican obligaciones. Recuerda que lo que te gusta es sinónimo de tiempo libre, de tu merecido tiempo de asueto, tiempo en el que te podrás expresar y mover como quieras siempre que mantengas a flote la parte seria de tu vida. Tu vida en presente también tiene fases, tu trabajo, tu vacación, y la necesidad de no mezclarlos. Ten en cuenta que debes saber dejar fases atrás: historias de juventud, personas, planes irresolubles; recuerda que eres responsable. No intentes seguir con delirios, conviértete en adulto. Si no, habla de todo esto con quien quieras y dime si acaso te dice otra cosa. Somos mayoría, y ni tan siquiera necesitamos evolucionar, ya estamos evolucionados, los baches son lógicos, pero podremos con ellos. Pregúntame, adelante, y no esperes otra cosa que una sonrisa y todos mis buenos deseos de que colabores por ti, por mí, por todos.

llamas

Anuncios

3 comentarios en “Relato diario como sustitutivo temporal del asesinato (1 de 5) – Los monjes de la sabiduría

  1. Te lo robo
    Y deja de leer mi mente!! 😉
    ” La ilusión se transforma en deber se transforma en obligación se transforma en sacrificio, y por fin eres digno.” resumiendo: queda feo hablar de sufrimiento, no.esta socialmente aceptado, pero si puedes cavar tu propia tumba en vida hasta que estés completamente muerto… Somos gilipollas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s