Cinco intentos de terror (4 de 5) – neib av odoT

¡Hola, mamá! (carita sonriente)

Lo siento (supongo), hace mucho que no vamos a verte, pero mi novio (¿te acuerdas de mi nuevo novio?) me ha dicho que podía escribirte un correo a esta dirección, seguro que alguien te lo notificará.
Por aquí todo va de fábula. Mi novio y yo seguimos follando como conejos, muchas veces sin condón (¡y sin consecuencias!), y Raúl y Estefanía siguen estupendamente con sus parejas. Por cierto, ¿alguien te dijo que Estefanía se unió a una secta?, pues sí, ¡es emocionante! Hace poco realizó su primer sacrificio, tenía que elegir entre un bebé y una virgen. Eligió el bebé, no quería que la tomasen por una blanda. Dice que hacen de todo, ahora lleva una cruz invertida pequeñita colgada al cuello junto a la de siempre, y todos los sábados llega tan excitada de sus reuniones que se la oye fornicar (siempre me viene esa palabra: fornicar) toda la noche con su novio en la habitación. Papá sigue muy bien también. No te echa de menos, ahora cada noche llega borracho y a veces intenta pegarnos; nos dice que a ver cuándo vamos a darle algún nieto al que pueda hacerle cosas cuando tenga diez u once años. Tontea con eso, pero creo que lo dice en serio. Dice que nosotras ya somos muy mayores, y que no le gustaba la idea de hacernos nada cuando éramos niñas. Ahora se siente más vivo que nunca, y ha decidido que comenzará a experimentar con drogas más duras. Está todo el tiempo con que no sabe si podrá superar su miedo a las agujas, pero ya sabes que cuando se pone un objetivo siempre lo consigue, ¡duro con ellos, papá!
Todo va de fábula en la universidad, aunque algunas asignaturas se me resisten, como Introducción a las Microjerarquías sociales. Nunca hacemos prácticas ni nada así, pero el otro día fui de compras y le pegué una patada en el culo a un reponedor. Qué risa, mamá. Era un hombre de mediana edad, nos miró y no hizo nada, iba con mis amigas y comentamos que seguro que luego el perdedor se debió matar a pajas en su casa pensando en nosotras; creo que solo con la patada ya se le puso dura. Quiero irme de viaje, por cierto, ya tengo ganas de que llegue el erasmus (¡estoy que trino!); me voy a poner hasta las cejas de sexo, ya se lo he dicho a mi novio, aunque se queda callado siempre; como si él fuera un santo; no sé qué hacer, dice que quiere dejar la carrera (pero es que tiene una polla tan grande y tannn bonita, mamá). El otro día un amigo, que por cierto me gusta bastante –¡no se lo digas a nadie!– le clavó una navaja a un hombre (parecía un mendigo) y salimos corriendo; luego nos lo montamos en el cine. Me pasó un vídeo de las condiciones de desnutrición en el cuerno de África; tiene la cabeza un poco llena de pájaros, siempre le digo que se deje de tonterías y que estudie y mire por su propio futuro (¿qué diantres nos importa el rollo del telediario?, como si pudiéramos hacer algo…). El viaje a París fue muy bonito, por cierto. Fuimos de fiesta cinco días seguidos, al quinto un chaval francés que se nos unió se quedó inconsciente dentro de un lavabo; Rebeca (¿te acuerdas de ella?) le metió el palo de la escobilla que había allí por el ano, y no paró hasta que salió llenó de mierda (¡qué asco!). Hicimos turismo y fuimos a un par de museos, nos echaron de uno por hacer ruido; la Gioconda no tiene nada, es una tía fea y punto, tanto rollo para qué. Cuando volvimos me puse a estudiar para un examen muy importante, a mi novio le gusta interrumpirme y follarme cuando estoy en ese plan, pero te prometo que lo llevo bien, ¡está chupado!
Una noche Estefanía llegó con las manos llenas de sangre, por cierto, pero supusimos que era por algún rollo de la secta. Luego nos enteramos (ojo con esto) que le había cortado un trozo de pene a su novio con una cuchilla de afeitar en su coche, en el aparcamiento de McDonald’s; él la ha perdonado, es un santo ese chico, y según he oído sigue teniendo una buena polla (uuh).
La verdad es que voy menos a la iglesia, pero lo estoy retomando; el otro día conocí a un chico allí, luego fuimos a Starbucks y luego compramos unos huevos y fuimos a tirárselos a unas bolleras que se manifestaban a favor del aborto. Creo que también me gusta, mamá, no sé si tengo un problema con lo de follar todo el tiempo, y ya le he puesto varias veces los cuernos a mi novio, pero soy joven, ¿no?, ¿cuándo lo voy a hacer, cuando sea una vieja de 29 años?
El tío Fran vino hace poco a vernos, pero papá no estaba en casa; de todas formas se quedó. Ya sabes cómo se pone, quería vernos hacer pis y cosas así. Pero esta vez parecía deprimido. ¿Sabes cuando te conté que sospechaba que Estefanía se lo podría haber tirado o al menos haberle hecho una mamada?, pues no iba desencaminada: me ha dicho que se la chupó la pasada nochebuena en el lavabo del primer piso. Creo que no fue buena idea, porque ahora siempre que viene o chatea con nosotras, quiere que nos desnudemos o hagamos pis o… en fin. Estaba tan hundido que lo hicimos, mamá, pero no follamos con él, solo le hicimos una mamada las dos a la vez. Luego se fue sin decir nada, y ahora creo que ha sido una idea peor aún que la de nochebuena. No sé, es tu hermano, si se te ocurre algo…
Hace dos meses el abuelo se murió de esa enfermedad que tenía, dicen que no sufrió nada (carita sonriente). (¿Lo sabías o no, ay, es que no lo sé…)
La abuela vino a vernos, dijo que se sentía muy sola. Quiero transcribirte aquí lo que leyó papá en el funeral;

Mi padre se preocupaba demasiado por tonterías. Era un hombre alicaído muchas veces. Sinceramente no era el mejor ejemplo. Se descuidó. Es un milagro que se muriera tan viejo. Pero también tenías sus cosas buenas, era capaz de cualquier cosa con tal de sobrevivir y cuidar a los suyos, era capaz de aplastar a cualquiera, nada de lo que pasara fuera de las paredes de casa le importaba lo más mínimo. Era una persona responsable y recta, y cumplía las normas. Ganaba dinero. Nos apuntó a un colegio estricto y duro. Nos enseñó el valor de la Competición. Pero sobre todo nos enseño una cosa muy importante. Esto no va de Tú y Yo; esto va de: o Tú o Yo, y no voy a ser Yo. Ojalá hoy, para honrarle, penséis todos en estas valiosas palabras.

¿A que es bonito? Ese día fue triste, pero también me sentí eufórica. ¿Sabes esa sensación genial de cuando sabes que eres Lo Más Importante, y que los demás no deberían cruzarse en tu camino? Por la noche salí con mi novio y le dejé claro que no íbamos a seguir juntos cuando me fuera de erasmus (además, quién es él a fin de cuentas, ¿el número 34?). Se lo dije después de follar. Se enfadó mucho, por un momento pensé que me iba a hacer algo, y estuve a punto de abrir la guantera y darle fuerte con algo en la cabeza, aunque solo fuera para prevenir.
Espero que las cosas vayan bien en esa residencia. Un día iremos a verte, pero no sé cuándo, porque aquí nadie está mucho por la labor, y además se sienten algo estúpidos hablando contigo cuando ya ni recuerdas quiénes son (reconozco que es un poco irritante). Me han criticado mucho mientras escribía estas líneas, pero algo me ha impulsado a hacerlo. ¿Qué será?

Tu hija Marta (la alta, rubia e increíblemente intuitiva (carita sonriente))

plata

Anuncios

3 comentarios en “Cinco intentos de terror (4 de 5) – neib av odoT

  1. Me ha dejado un poco confundido tu relato, es buena la idea pero creo pudiste haberte enfocado más y dado una continuación un poco más interesante.
    Tu esfuerzo de intentos de terror me ha gustado mucho. Te mando un abrazo enorme y nos leemos :3

  2. Es tan crudo este relato que me alegro que la madre tenga amnesia o algo peor…
    Sinceramente lo definiría como un cuento realista, reproduces un mal de algunos personajes de la sociedad, es como leer la crónica de sucesos. ¡La realidad supera a veces la ficción!.
    Un abrazo amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s