Si no sabes, pregunta

–Mamá.
–…
–Mamá…
–Qué.
–¿Puedo hacerte una pregunta?
–Dime.
–¿Pero puedo o no?
–Claro que puedes, hijo.
–¿Estás ocupada?
–Puedo doblar la ropa y escucharte.
–Vale.
–…
–¿De dónde vienen los niños?
–¿Los niños?
–Los niños y las niñas.
–Ya, pues los…
–Vienen de la vagina, ¿no?
–¿Os han hablado de ello en el colegio?
–Sí, pero…
–Cuando seas más mayor, lo entenderás mejor.
–¿Qué es MILF?
–¿Cómo…?
–MILF.
–¿MILF?
–Un chico mayor me dijo ayer Tu madre es una MILF.
–Sí. Ya. No te preocupes. No es nada, te estaba gastando un broma.
–No parecía que fuera broma. Aunque sí se reía.
–Seguro que estaba con sus amigos y…
–¿Qué es Feminismo?
–¿Feminismo? Ya te lo buscaré para no ser imprecisa, pero básicamente es la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, para que las mujeres…
–¿Los hombres y las mujeres son iguales?
–Eh…
–El Victor dice que su padre dice que las feministas ahora están locas, que no quieren que todos tengamos los mismos derechos, sino que seamos todos iguales.
–¿Quién es el Víctor?
–Va a mi clase.
–Ya, bueno…, no sé si somos iguales, pero merecemos que nos traten igual, de eso se trata.
–Una profesora, la Marta, dice que debería haber el mismo número de hombres y mujeres en la política.
–¿Sí?
–Sí.
–Bueno, puede que…
–¿Papá es un privilegiado?
–Papá está trabajando, cariño.
–No, digo que si es «un privilegiado». La Marta dice que los hombres son Privilegiados, tanto que ni se dan cuenta.
–Supongo que habla del machismo que…
–¿Pero papá es un privilegiado?
–Papá se esfuerza mucho…
–¿Papá te oprime?
–Tu padre y yo decidimos… Yo antes trabajaba, él estuvo un tiempo en…
–¿Pero estás oprimida y él es un privilegiado?
–Cariño…
–¿Él sabe que es un privilegiado? A lo mejor lo sabe.
–Tu padre ha sido siempre una buena persona, ¿entiendes?
–Pero los hombres…
–No te preocupes por los hombres y las mujeres, cuando seas mayor…
–Ya, pero tú dices que si no entiendo, que pregunte.
–Ajá. Muy bien, vale, tienes razón. Entonces piensa bien la pregunta. Venga. Y pregunta lo que quieras
–Vale.
–Qué quieres saber.
–¿Papá acosa a las mujeres?
–No, papá no acosa a las mujeres. De hecho papá siempre fue muy tímido y…
–¿Papá ha violado alguna vez a una mujer?
–¡No!
–¿Y a ti?
–¡Claro que no!
–Violar es pegar a las mujeres, ¿no?
–Papá no es un violador, ¿por qué dices eso?
–Pero seguro que es un privilegiado, ¿no? Y seguro que no hace nada para que los demás hombres no violen.
–Hijo. ¿Y qué quieres exactamente que haga tu padre para que los demás hombres no violen? Trabaja mínimo diez horas al día seis días a la semana, y luego pasa tiempo contigo, y además a veces sigue trabajando en casa.
–¿Entonces no evita las violaciones porque no tiene tiempo?
–Hijo…
–La Marta dice que las violaciones son culpa de todos los hombres mayores de treinta años. También los que nunca han violado.
–¿De qué os da clase la Marta?
–De gimnasia.
–¿Y os habla de eso durante la clase de gimnasia?
–Víctor dice que su padre dice que es una bollera. La Marta ¿Qué es una bollera?
–Es una lesbiana, pero no digas nunca bollera, ¿entendido? Sabes que hay chicos que se enamoran de chicos, ¿verdad?
–Sí.
–Pues también hay mujeres que se enamoran de mujeres.
–El padre de Víctor dice que por eso odia a los hombres, que eso es hembrismo, pero Marta dice que el hembrismo no existe.
–Bueno, creo que…
–¿Papá es machista?
–No, tu padre no es machista.
–Pero está fuera y tú estás siempre en casa…
–Tu padre y yo hablamos las cosas, y tomamos las decisiones juntos, cariño. A veces hemos trabajado los dos y otras veces…
–¿Pero tú eres una mujer… empoderada? Marta dice que las mujeres tienen que empoderarse, ser…
–¿Marta qué edad tiene?
–No lo sé, es muy mayor. ¿Veinte?
–No creo que mucho más… Tu padre y yo nos hemos pasado la vida trabajando, cariño, trabajando a cambio de muy poco. Mis padres eran mucho más conservadores, pero creo que también eran muy felices. Así que no sé qué decirte sobre lo que dice Marta… Puede que sí tenga que callarse un poquito delante de los niños.
–¿Yo soy un acosador?
–¿Pero qué dices?
–Soy un niño, y…
–Tú no eres un acosador, cariño, tú fuiste víctima de bullying, ¿o ya no te acuerdas?
–Ya, hace mucho.
–Hace sólo dos años. Para ti es mucho, pero yo lo recuerdo como si fuera ayer. ¿No estaba Marta aún en el cole?
–Marta dice que los niños tenemos que tener cuidado, porque vivimos en una cultura hetero… patriarcal, y no es difícil que acabemos siendo acosadores o violadores.
–¿Sabes lo que es la democracia, hijo?
–¿La democracia?
–¿Sabes lo que es «heteropatriarcal» y no sabes lo que es democracia?
–Unos padres fueron a hablar con Marta el otro día.
–¿Con Marta?
–Primero con la directora, y luego con Marta.
–¿Y qué pasó?
–No lo sé. Ahora Marta habla más que antes de feminismo en la clase de gimnasia.
–O sea que le dijeron que se cortara un poco.
–Marta es guay, ¿no?
–Marta es un cliché, cariño. Guay o no, no lo tengo claro.
–¿Qué es un cliché?
–Un tópico, un lugar común, cariño. Marta cree que es original y más lista que la gente mayor que ella, o que el resto de la gente de su edad. Y ese tipo de persona ha existido siempre. Lo que le interesa a Marta del feminismo no es exactamente la igualdad, aunque ella crea que sí; lo que le interesa es lo que el feminismo puede darle a ella y quitarle a los demás, sobre todo cuando se trata de quitar la razón y tener la verdad. Marta cree que sabe cómo funciona el mundo, porque ha decidido que es mucho más pequeño y manejable de lo que es. Lo ha convertido en una sopa de letras, ha encontrado las palabras «feminismo» y «heteropatriarcal», y cree que ya lo ha descifrado todo.
–¿Tu eres feminista, mamá?
–Uy… Yo soy muchas cosas. El feminismo me interesa, como muchas otras cosas. Lo que seguro que no me interesa es la militancia.
–¿Qué es la militancia?
–Bueno, algo como la necesidad de pertenencia a un grupo.
–¿Y porque no te interesa?
–Porque no quería llegar a los cuarenta hablando como Marta, cariño. Porque ninguna ideología concreta abarca la complejidad del mundo, de las cosas.
–¿Yo tengo que ser feminista?
–Tú tienes que ser lo que quieras. Lo importante es que, elijas lo que elijas, luego sepas asumir las consecuencias, y estés siempre abierto a cambiar.
–Mamá…
–Qué, cariño…
–¿Qué es el cruising?

dfgfd

Anuncios

6 comentarios en “Si no sabes, pregunta

  1. Jajaja, muy bueno. Cuánto tiempo sin pasar por aquí. Echaba de menos tu sentido del humor y tu agudeza. Quería pasarme pero… mea culpa… otros intereses, ocupaciones, otro estado de ánimo.
    Pues qué comida de coco en el cole. Supongo que es bastante así, no sé, porque ya estoy desconectado de “esas realidades”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s