80 ILEGIBLES (75 de 80) – Relato detallado sobre cómo –a un nivel estrictamente personal–, aprendí a diferenciar de un modo marcado y definitivo la realidad de la ficción, para así no pensar jamás en reproducir comportamiento alguno de los personajes de las películas, además de no basar bajo ningún concepto mis expectativas vitales en cualquier cosa que viera en una pantalla o leyera en una hoja de papel

Debía tener cuatro años, y no es que fuera un niño muy listo. Abrí los ojos, impresionado: veía una peli en la tele. Mi madre (o quizá mi padre), rió ante mi reacción. Dijo:
–Niño, todo lo que se ve en las películas es mentira.

401175_330000527034432_127937003907453_1041317_627033044_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s