Sacrificada metralla orgánica

(Noticia extraída de la publicación diaria en papel: La Gaceta de Sonora)

PURÍSIMA METRALLA ORGÁNICA

Hace cinco días, el Día de las Viudas Vitalistas Euforia, Encarnación Martínez Galán, madre de un niño de 11 años, doctorada en gestión pública y de profesión Limpiadora municipal, se inmoló en un aula del colegio Nuestra Purísima Concepción de Sonora.
La mujer, al parecer indignada con los constantes suspensos de su hijo, de los que culpaba a su tutor (y también al resto del profesorado), tomó la medida más drástica posible, se hizo con cierto explosivo casero del que previamente se había informado en la muy transitada web Yahoo respuestas, y se tomó la justicia por su mano.
Según la carta que dejó localizable en su propia casa, la gota que colmó el vaso fue el último examen suspendido de Pablo Florián Galán. Un 4, 5 en geometría. Hemos tenido el privilegio de poder transcribir íntegra dicha carta informativa de inmolación.

No veo otra salida que dejar un mensaje alto y claro al profesorado y la dirección del colegio Nuestra Purísima Concepción, uno de los pocos centros que como madre viuda me puedo permitir. La economía de la casa siempre ha sido un problema pese a todos mis logros académicos, todo debido nada más a los tiempos que corren. He entrevisto una clara conspiración escolar contra mi niño, el cual verá su futuro cortado de cuajo si no se le permite alcanzar las notas medias para la ecuánime profesión que él, ya a su tierna edad, planea desempeñar en un futuro. Hay quien dice que el muchacho vive demasiado a la sombra de mis férreas decisiones, pero nada más lejos de la verdad. Un niño es un recipiente vacío que se ha de llenar, y al que se le ha de dar la oportunidad de tener un futuro digno: Horarios aceptables y periodos vacacionales aceptables en su porvenir como adulto. Un niño debe poder ser más adelante un integrante digno más de la sociedad, para así poder aportarle su granito de arena con sus impuestos y su profesionalidad sin mácula. Como madre, he soñado siempre con una jubilación económicamente acomodada para mi hijo. He soñado con un adulto que en ese camino hacia esa jubilación habrá basado su vida en el sacrificio y el esfuerzo que todo ciudadano tiene como deber, siempre sabiendo priorizar sobre aficiones y divertimentos, y atesorando su dignidad a cambio de todas sus horas bien empleadas y cumplimientos para con sus jefes, empresas y obligaciones. Siempre he querido inculcarle que lo más importante es que mantenga en pie su capacidad para aprobar y superar pruebas estandarizadas, algo que durante años ha estado echando por tierra su colegio, a pesar de la solvente y perfecta comunión que logra nuestro sistema educativo en general para con la formación de los estudiantes.
Su último examen de geometría, por ejemplo, no era merecedor de un 4,5 como su tutor decidió, sino de al menos un 6, tal y como me han salido las cuentas al revisar una y otra vez sus respuestas. Según el colegio Nuestra Purísima Concepción, y calculando la media en todas las asignaturas, mi niño es un 4. Cuando en realidad seguramente sería un 7, si no fuera por la incompetencia en la corrección de sus pruebas y examenes. Mi hijo es un 7, al menos, no un 4; con un 4 no eres ni tan siquiera una persona potencial, y no estoy dispuesta a seguir viviendo para ver a mi hijo en su edad de merecer trabajando en puestos de bajo perfil, manchando sus capacitadas manos y desaprovechando su privilegiada mente para el servicio a la sociedad.
Alguno dirá que podría apuntarle a otro colegio o tomar medidas legales, pero mi verdadero objetivo es que el centro tome medidas serias con su personal, y que lo que voy a hacer se quede ahí para siempre, como recordatorio de que lo más importante son los niños, y que puntuar su potencial ha de servir para colocarlos más adelante a cada uno en su lugar de la jerarquía social, y no en lugares equivocados. Mi niño no será un currante de tres al cuarto, será Alguien en este mundo, y su poder adquisitivo su mejor carta de presentación.
Sé que jamás me perdonarán las madres de los otros niños, y mucho menos las que se creen modernas dilapidando verbalmente los mecanismos del sistema educativo, criticándolo y asegurando que habría que renovarlo (siempre madres de niños habitualmente suspendidos de forma justa). No soy una madre resentida con el sistema, sino con un Centro del mismo en concreto: no soy una anarquista ni apruebo el anarquismo. Pero aun así he de hacer lo que he de hacer. Se tomará nota y se valorara con más justicia a partir de ahora la capacidad de estudio y esfuerzo de los niños. Esto es por un profesorado más sacrificado y preparado, esto es por la gente que sabe “sangrar” por su porvenir y el de sus hijos. Esto es por el porvenir de nuestro país y de la sociedad del bienestar.

Encarnación Martínez Galán

La mañana antes la inmolación, Encarnación Martínez llamó por teléfono al centro y aseguró que Pablo estaba enfermo y no podría acudir ese día a clase. A las diez y media, aproximadamente, la mujer se presentó con una gabardina que escondía el explosivo de fabricación casera. En medio de una clase de inglés, entró y provocó la matanza. 30 de los 45 alumnos de la clase han fallecido. Otros diez tienen heridas de gravedad. El resto han salido aceptablemente indemnes, solo con heridas leves. Según los forenses la mayoría de alumnos murieron sobre todo por culpa de la metralla orgánica, pedazos lanzados como proyectiles de la anatomía de la propia señora Encarnación que se incrustaron en cabezas y torsos por doquier. Todo provocando muertes instantáneas, incluida la de la profesora en funciones. La inmolada superaba los cien kilos y se activó el detonador después de colocarse en el justo centro de la clase. En su vivienda se ha encontrado el material para la fabricación de la bomba. Los familiares no han querido hacer declaraciones. Solo uno de los padres de los otros muchachos ha dicho unas palabras para la emisora local Sonora Noticias: «Nuestro hijo no había hecho daño a nadie. Ahora no podrá estudiar Administración y dirección de empresas…». Pablo Florián vive ahora con sus tíos en Periferia Microsoft.

por Silvia Pi

bebe

Anuncios

21 comentarios en “Sacrificada metralla orgánica

  1. !Hola,Jordim!

    Los seres humanos cometen errores,nadie puede decir que un profesor no pueda equivocarse al hacer una evaluación.Son seres humanos con defectos,problemas, y virtudes igual que los míos,los tuyos y los de cualquiera,esto les puede condicionar a la hora de realizar su trabajo.En cualquier trabajo hay fallos,en cualquiera,eso es seguro.

    Ahora bien,hay que confiar que su criterio es correcto,que cuando evalúan lo hacen dejando de lado todo lo que no sea su trabajo.Pienso que así lo hacen.Si tenemos en cuenta también la cantidad de trabas con las que se encuentran por presupuestos,recortes,cambios a los que se tienen que estar adaptando continuamente,su labor es mas complicada ya que se tienen que poner al día en cuestión de minutos.Todo esto repercute en la educación de los nenes,es una realidad,y si ademas no les gusta estudiar pues la cosa no acaba bien.

    Esto no quita que tengan la libertad de poder consultar algo que no entienden,como una nota mas baja o suspenso,si creen que ha habido algún error.Lo bueno que hay hoy en día es la libertad con la que los estudiantes pueden hablar con los profesores para acercar posturas.Si yo te contara cuando iba al instituto…….

    Me ha gustado mucho.!Muchos besitos y buena semana!

  2. Creo que eres la persona más auténtica que he leído tratando temas actuales de la manera más original posible…
    Cada vez que publicas un nuevo post, siento algo parecido a cuando Stephen King publica un nuevo libro… Ya sé que algunas comparaciones son odiosas y tal vez te desagrade, pero te lo digo desde el respeto que me merece a mí ese escritor que me fascina.
    Un saludo!

  3. Que horror!!!! dejó solo, abandonado a su hijo por el resto de su vida, entiendo que maestros , padres y alumnos están en crisis y algún sociologo debería buscarle una solución a estos temas que terminan llevandose vidas
    Como madre se me estruja el alma pensando en esa criatura que ahora tiene problemas mucho mas graves que un 4,5
    Besos

  4. Bastante exajerado el asunto. Pero sí es cierto que los profesores tienen demasiado poder de decisión sobre el futuro de los alumnos. Mucho porque al fin y al cabo son personas con todo tipo de problemas como cualquiera.
    Qué pasa cuando les cae mal un alumno? ¿Son imparciales? Creo que no.
    A, veces, podían de ser un poco más comprensivos.

  5. No soy profesora pero si madre, cuando acudía a la entrevista con los profesores de mis hijos me preocupaba más cómo era su comportamiento que sus notas; simple y llanamente porque yo conocía el desenvolvimiento de mi hijo en familia pero no en sociedad. Creo que las notas pueden variar si un profesor te motiva más y desde luego mi responsabilidad es controlar comportamientos sociales si son necesarios y colaborar con el colegio. Si en casa no se ponen límites cómo van aceptarlos en la escuela. Los niños no son genios, la educación es un proceso a largo plazo. Por último jamás mostrar los desacuerdos con el profesor en presencia de los hijos.
    Como siempre tus escritos son originales y el debate en los comentarios demuestra que nos hace pensar.
    Un saludo afectuoso

  6. Vaya… supongo que puede haber casos en los que el profesor sea muy estricto o se ensañe con algún alumno, tal como pensaba esta madre de la historia. Aunque claro, una manera mas bien radical con la forma de querer acabar con el “problema”. Sin duda los padres quieren lo mejor para los hijos, sentirnos orgullosos de ellos…pero habría que pensar si no esta en el propio ego el que sean más y mejores… por supuesto que tener estudios te da mayor posibilidades ya que estamos en un mundo competitivo, y tener esa cultura que a nivel personal te hace no tener precio, pero cualquier oficio o profesión es digno (aunque haber los hay los…esta claro que a veces terminamos trabajando en aquello que nos gusta a sabiendas, habiendo estudiado para ello lo cual es mucha suerte, o que no nos gusta, y definitivamente no nos gusta o termina por gustarnos, o tenemos la suerte de dedicarnos a aquello que nos gusta…tal vez lo que menos nos imaginabamos aún habiendo estudiado algo que nada tiene que ver con ello ). Tal vez deberíamos fijarnos en hacer que nuestros hijos (o alumnos) sean buenas personas, sociables, potenciar sus virtudes, incrementar sus conocimientos, incentivar su creatividad…y ayudarle a encontrar su camino. Y no solo que su valor este fijado por una nota, nada mas.

    Trágico fin para esa mujer, al fin y al cabo resentida (creo yo) con lo que le toco vivir.

    Gracias por el relato y hacernos pensar un poquito más 🙂

    1. Tal vez deberíamos fijarnos en hacer que nuestros hijos (o alumnos) sean buenas personas, sí, pero para eso quizá antes nos tendríamos que preocupar por que ya desde el sistema educativo se los educase para ser sencillamente personas (y no solo productores), eso ayudaría a que pudieran acabar siendo buenos de verdad y no solo de boquilla, y por supuesto serían más felices sabiendo qué quieren y qué les gusta, y no solo profesionales del cinismo bien llevado y de saber esperar el viernes. . 🙂

  7. Una madre partidaria de la educación radical!!! Creo que el problema es la estandarización en lugar de la personalización, porque con motivación se puede hacer mucho y por desgracia no se hace. Y aparte de eso tener en el punto de mira que la educación tiene su centro en la casa, no en el colegio (que sirve fundamentalmente para la socialización). Sin embargo es más fácil aceptar el fracaso en la escuela que un fracaso en la educación paterna, por eso, en mi opinión, se sigue echando balones fuera.

    Un saludo

    1. La educación en casa obviamente es muy importante, pero tal y como todo funciona, la misma no tiene casi ningún valor vinculante, solo tiene valor lo estríctamente académico con un título al final del trayecto, cosa que va a misa y (extrañamente) se suele respetar no solo en los centros sino también en las casas; algo muy desconcertante (o quizá no) teniendo en cuenta esa estandarización completamente alienante y que lleva muchos años apagando a mucha gente, titulados y sin titular.

  8. No mames :O es esto cierto? realmente paso en sonora?
    no habia escuchado de esto; Una cosa es que el sistema educativo sea un popo y tenga problemas con lso profesores pero aquella señora abandono a su hijo por una causa a la que yo diria no es justificada. Que gano? demostrar que?
    Ahora su hijo No tiene ni madre ni padre y sabra dios como le ira al pobre.

    P.D Gracias por pasarte po mi blog osea yake-kinky-kidboy.blogspot.com, tu blog es genial, eres de sonora mexico?
    Te sigo, te agrege a bloglovin (:
    un abrazo

  9. Hey!
    He llegado aquí desde mi rinconcito (ni idea cómo llegaste tú por allá, jejeje), y aunque no sé bien como seguirte (por aquello de blogger y wordpress….), espero poder volver con regularidad.

    Un gustote conocerte.
    Saludos peruanos.

  10. Como docente te diré por mi experiencia que los padres son los últimos en enterarse, ,sus hijos pueden ser un encanto en la casa pero unos mal educados fuera. El problema es muy complejo, padres desbordados, hijos sobreprotegidos, un sistema educativo obsoleto y profesores quemados. No conozco a ningún profesor que le pague por caerle mal a un alumno, pero sí a muchos padres que creen a “pies juntilla” lo que dicen sus hijos, cuestionan al profesorado y refuerzan el ego y la prepotencia del hijo. ¿Acaso se le cuestiona a un juez su veredicto o a un médico su diagnóstico… Pero, hablar de educación es gratis y todo el mundo se ve con el derecho a hacerlo, sin tener ni pajaorera idea de lo que está hablando, y mucho menos experiencia.. Me gustaría ver a algunos que hablan tan líndamente dentro del aula con un grupo de salvajes..
    un beso

    1. Pues sí, es muy complicado, sobre todo porque todo está enfocado al resultadismo cerrado, y eso crea bandos, desmotiva a los críos y coloca a los padres en una tesitura complicada (y encima hay muchos padres ineptos, seguramente más que profesores en proporción). Yo cuanto más pienso en la educación que nos daban a nosotros entre todos, más absurda me parece, desde ese enfoque sí que podemos tener todos una opinión, si es que nos importa lo más mínimo el tema y estamos dispuestos a pensar en ello.

      Un saludo!

  11. Deslumbrado como una luciérnaga que se estrella contra el protector de una motocicleta siento profundamente en el alma, si la tuviera, la inmolación inútil de esa madre ante una sociedad que seguirá su curso y, aún siento más – o dos cientos – la orfandad de un hijo perdido ante un futuro con secuelas; como se cuela cualquier hijo de vecino en el metro de Noviciado, que no por nuevo sí es puro vicio para algunos tratar de esquivar a tanto inspector astuto en ese punto neurálgico al final de las escaleras. Como una ratonera o entre muros de una lobera que finalmente desemboca en un pozo al que todos, incluso los más ricos, llegarán algún día; sacerdotes incluidos, horteras o camareros de barra americana. Día a día, jornada a jornada y horas tras hora el esfuerzo que una diplomada en limpieza llega a hacer para mantener a su prole puede ser el resultado de la circunstancia de su medio y laboro el que la invada de tal forma que transforme su pensamiento extravertido y abierto para encerrarse como una mota de polvo entre algodones que son llevados por los vientos de la envidia de sus propios compis de faena; pues si ella, tan ilustrada y leída, se deja transmutar y persuadir del influjo ajeno sólo consigue demostrarnos su falta de solidez titular y un poco mental. Pongo en duda que para un trabajo de los considerados humildes se antepongan personas que si bien pudieran haber construido su vida laboral en otro tipo, lo hacen dentro de unos que no fueron hechos para ellos; éste puede ser uno de los motivos que la impulsan a ese atroz e inútil suicidio.
    Cuando los clanes más primitivos, allá en pleno esplendor altamiriense, lograban poco a poco construir dentro de sus pequeñas sociedades un mundo más al abrigo de las calizas y areniscas siempre había quien no conforme con las reglas del juego miraba al pasado…¿Qué pasado? …Si cómo dicen por ahí…el mundo, la sociedad, su historia, acababa de empezar.
    Pues basándonos en esto mismo y al amparo de los hechos ocurridos sólo me resta meterme las manos en los bolsillos y apretando los dedos contra mis cuádriceps suspirar por aquellas palabras en las que Cabeza blanca predijo: “Toda la filosofía actual no es más que un mero apunte al pensamiento de Platón”. Y, aunque desde mi tuerto punto de vista Platón, a veces, andaba equivocado, el asunto es que andaba y lo hacía de forma peripatética.
    Por ello y, en esto, es patético que tengamos que suponer noticias como éstas donde las más humildes y querendonas matronas tengan, una vez más, darnos con el cazo de las circunstancias ejemplarizantes, para bien de una sociedad nueva o por construir.
    Me duele en todos los sentidos que él deje de sentir el calor maternal que ella le daba con esa ala de gallina buena, pues muy valiente hay que ser para llegara a ese punto, aunque sea el trastorno social quien obnubilando su razón nos deje a todos perplejos en un hecho más de cada día…Sólo una sociedad realista y justa será capaz de encauzar a ese niño por la senda más grata y recordándole que la heroicidad impulsiva de su madre sólo es un sueño que posiblemente se repita más adelante en otra persona de los que compondrán su estirpe, pues de lo que se come se cría y el lugar de donde procedes determina tu temperamento y carácter que poco a poco dejan huella en los genes.
    Mi más sincero pésame a ese colectivo de limpiadores que cada mañana, con sus cantos y madrigales silbidos, nos ponen las calles al servicio de todos y para todos.
    Y para ti un complejo vitamínico que te devuelva la cordura antes de que esa química estrague más tu fantasiosa mente de la que eres esclavo. Cara pagas tu propia experiencia y si te sirve de consuelo…yo invito a las birras…La semana que viene andamos de exposiciones en la Escuela de Arte y les echamos un vistazo huidizo, ligero o pausado

    PD: Me encanta tu bestial imaginación…Tanto como aquel vendedor de coches al que le empezó a crecer una gasolinera en la corva de la rodilla derecha que no siendo un grave problema sí lo tuvo cuando comenzó a perder aceite…La de patinazos que daba…
    Salú, Libertá y Monte…por si acaso d:)´

  12. Esta entrada me gustó cuando la leí, pero deje pendiente de comentar, hoy doblete:

    Nada mejor que una licenciada acomplejada que quiere hacer que su hijo llegue a donde ella no llegó …
    o quizá no; la estratosfera está demasiado alta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s